Guerra a los ruidos molestos

Otro tema que preocupa cada verano a los que se acercan buscando tranquilidad es el de los ruidos molestos en el centro de la villa balnearia. Es por esta razón que el Concejo Deliberante local sancionó una ordenanza que prohíbe producir, causar, estimular o provocar ruidos molestos cualquiera sea su origen, cuando por razones de hora y lugar o por su calidad de grado de intensidad se perturbe o pueda perturbar la tranquilidad o reposo de la población o causar perjuicios o molestias de cualquier naturaleza u origen.

La norma establece decibeles permitidos en función de los horarios, los cuales comenzarán a controlarse a partir de esta temporada. Y advierten a los comerciantes que para la próxima temporada (2007 – 2008) deberán adecuar sus recintos bajo determinados parámetros de aislamiento acústico.

Por caso, para el año próximo los locales comerciales que difundan música o espectáculos deberán estar aislados con material apropiado para evitar que los ruidos trasciendan al exterior, de tal manera que a 50 cms. de distancia de la paredes limítrofes en los ambientes contiguos no se registren sonidos superiores a 52 db.

También para la próxima temporada ya se avisa que no serán habilitados locales con espectáculos o bailes en salones abiertos o con cerramientos parciales.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora