Imputan a un hombre por lesiones gravísimas en Viedma

El hecho se registró el pasado lunes. La víctima recibió un disparo en la cabeza y se encuentra en grave estado, internada en el hospital Zatti.

Gustavo Sebastián Pérez Pérez fue imputado de haber participado en la agresión que el pasado lunes sufrió Julio César Sánchez en el barrio 30 de Marzo de la capital rionegrina. Además, como medida cautelar, el juez Juan Brussino dispuso su prisión preventiva por dos meses.

La víctima continúa internada en grave estado en el hospital Artemides Zatti, donde ingresó con un disparo de arma de fuego en su cabeza.

En la mañana de este miércoles se realizó la audiencia de formulación de cargos donde el Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal Guillermo González Sacco y la adjunta Candela Sequeiros, consideró que el imputado participó en la agresión que se produjo frente a la vivienda ubicada en la calle 7 N° 87 del barrio 30 de Marzo y no descartó que haya otra persona involucrada.

En ese lugar la víctima fue encontrada a bordo de un utilitario Renault Kangoo, dominio AC431CF, con un disparo en la cabeza.

La fiscalía estimó que se habría utilizado un arma cabibre 9 mm. y consideró a Pérez Pérez como «autor, coautor o partícipe necesario» y entre los fundamentos para sostener la acusación indicó el acta de procedimiento policial y elementos encontrados en el domicilio del imputado que fue allanado poco después de conocido el hecho.

En ese lugar se secuestró una riñonera con una importante suma de dinero en efectivo, drogas y balas, «con manchas hemáticas» que «corresponderían a sangre humana» según se indicó. Además, en la requisa del vehículo de la víctima se pudo rescatar el proyectil que hirió a Sánchez y otra bala. Todas las municiones son de la misma marca.

La fiscalía también indicó que cuenta con el testimonios de dos personas que escucharon el disparo y a los que buscará ingresar al programa de protección de testigos «para garantizar su seguridad».

Los defensores oficiales Marta Ghianni y Andrés Zimmermann no presentaron objeciones a la formulación de cargos, pero se opusieron a la prisión preventiva que, en principio, fue pedida por tres meses y el juez estableció en sesenta días.

Al justificar la medida cautelar el fiscal González Sacco indicó que «la puesta en libertad afectaría la investigación» y como faltan realizar pruebas y pericias la libertad del imputado podría «herir de muerte la investigación que llevamos adelante».

Por otra parte, no descartó la participación de otra persona en el hecho.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios