Incendio de grandes proporciones amenaza al Valle del Challhuaco

Aunque hubo varios, el que afecta al Valle del Challhuaco es el foco que más preocupa a los brigadistas. Bariloche se cubrió de humo por el fuego que se desató en

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- A pesar de la casi absoluta falta de viento y de que los brigadistas comenzaron a combatir el incendio desde el primer momento, las altas temperaturas y la escasez de humedad fueron elementos propicios para el desarrollo del fuego, que en principio se detuvo al borde del camino que conduce al refugio del Neumeyer pero ayer por la tarde avanzaba en forma inexorable hacia el valle del Challhuaco. El sitio vuelve a ser noticia, pocas horas después del hallazgo de Nahuel González Canosa, quien estuvo perdido allí durante varios días.

Como en casi todos los siniestros de este tipo las autoridades sospechan que los focos serían intencionales, y aunque algunos vecinos de la zona aseguran haber visto a personas a caballo prendiendo fuego, no hay detenidos.

Ayer por la tarde, aproximadamente a las 15.15, mientras los combatientes trataban de contener el incendio en el Challhuaco, se reavivó un importante foco en el cerro Carbón, que con el correr de las horas avanzó por la montaña y cubrió la ciudad y el lago Nahuel Huapi de humo, hasta la costa neuquina y la localidad de Villa La Angostura.

El martes por la noche se produjeron tres incendios casi simultáneos en la ladera sur del cerro Otto, en el cerro Carbón y en la zona conocida como «Pinar de Ribelli», cerca de los barrios Pilar I y II.

El Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, Defensa Civil de la municipalidad y otros organismos trabajaron en la ladera sur del Otto, donde se produjeron tres focos de importancia, y ayer por la madrugada dos de ellos estaban virtualmente controlados, y el tercero al menos circunscripto. El sector afectado era de media hectárea de bosque nativo, con algunos ejemplares de lenga.

En el incendio desatado la ladera Este del Challhuaco trabajaron el Splif y los brigadistas de Parques Nacionales, y si bien en principio había afectado unas cuatro hectáreas y esperaban que fuera dominado, durante la mañana de ayer el fuego recrudeció, y por la tarde el incendio continuaba en actividad.

Las condiciones del tiempo transformaron en máximo el índice de peligrosidad, y durante la reunión de coordinación que realizaron ayer de madrugada los dirigentes acordaron reforzar las patrullas recorredoras, que el Plan Nacional de Manejo del Fuego sumara unas 20 personas a los trabajos, y que la municipalidad aportara elementos para la contención del fuego, aunque era evidente que avanzaba hacia zonas despobladas, y no había viviendas en riesgo.

El incendio de la ladera norte del cerro Carbón, centrado en su tercio medio, estaba activo y fuera de control ayer por la tarde, pese a las múltiples descargas que realizaron los medios de ataque aéreo, pero técnicamente sería el menos preocupante, porque no implicaba riesgos para viviendas y llevaba camino de autoextinguirse por el encuentro con la zona rocosa cercana a la cumbre. El Carbón es uno de los cerros más castigados por los incendios en los últimos años.

Forestaciones y áreas pobladas

No se conoce con exactitud la antigüedad de las 50 hectáreas de pino Murrayana y Ponderosa que se alternaban con algunos viejos cipreses sobre la línea enfrentada al barrio Pilar I, pero algunos funcionarios estimaron que «tienen entre 25 y 30 años, y son anteriores a la creación del barrio». Los vecinos dicen que «las primeras casas se construyeron en 1970, antes de que hicieran la forestación», pero funcionarios de la provincia afirman que «fueron asentamientos ilegales que mucho después fueron regularizando su situación».

Cerca de allí está el Pinar de Ribelli, enfrentado al Pilar II y afectado por varios incendios en los últimos tiempos, y cruzando el arroyo Ñireco existen otras forestaciones de pinos que corren peligro con cada incendio.

El peligro siempre está presente también en el faldeo del Cerro Ventana, donde nuevos asentamientos clandestinos y aislados, en sectores boscosos, constituyen un peligro potencial frente a la probable reiteración de estos siniestros. (AB)

Controlado en el Valle Medio

CHOELE CHOEL (AVM).- Luego de varios días de lucha, la situación en el conflictivo extremo este de la región, está controlada aunque siguen vigilando los bomberos de la región.

Ganadas las pulseadas a las distintas cabezas que se fueron formando durante estos días, la única que quedaba se había formado en el vértice norte del lote 16 perteneciente a la firma ganadera de López-Valle sin llegar a ingresar. Para que esto no ocurriera, las motoniveladoras trabajaron en torno del lote circunscribiéndolo. De todas maneras, siguen apostadas las tres dotaciones de Choele Choel, Luis Beltrán y Río Colorado relevando la zona siniestrada y haciendo controles de cenizas.

Ya se puede afirmar que fue cuantiosa la quemazón del alambrado circundante. «No podemos saber realmente hasta el momento si hubo mortandad de ganado vacuno, aunque no creo; más complicado es para los caballos, pero todavía no podemos adelantar nada» dijo el comisario Juan Angel Calbó, coordinador de Coplin.

Nota asociada: Persisten las condiciones favorables para el fuego

Nota asociada: Persisten las condiciones favorables para el fuego


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios