Incendio reabre polémica en Roca

Lo inició un paciente de Salud Mental del hospital. Hace cinco años que está internado.

César Izza

ROCA (AR).- El incendio que en la madrugada de ayer inició un paciente del área de Salud Mental, del hospital Francisco López Lima, reabrió el debate sobre la situación y el estado en el que se encuentran las personas que padecen problemas psiquiátricos y que –por orden judicial– se encuentran alojados en esta institución. Desde hace 22 años que la provincia aprobó la polémica Ley 2.440, de Desmanicomialización, que terminó por cerrar todas las instituciones para alojar personas con este tipo de patologías. El incidente se produjo minutos después de las 2 de la madrugada en la sala de hombres. A esa hora, uno de los pacientes que según fuentes del propio nosocomio, se encuentra alojado allí desde hace más de cinco años, inició un incendio que a los pocos minutos fue sofocado por el propio personal. Las llamas afectaron un colchón, la cama y parte de la pared de la sala aunque el hombre -mayor de edad- no sufrió lesiones de ningún tipo. A esa hora de la madrugada los gritos y las corridas inundaron los pasillos de una de las alas del nosocomio. El temor de que el fuego se expandiera también llevó al personal a comunicarse con los Bomberos Voluntarios que minutos después llegó al predio ubicado sobre Palacios y avenida Roca. Fue el propio director del hospital quien horas después brindó detalles del incidente y aclaró que se trataba de un paciente de Salud Mental que estaba alojado en esa sala y con custodia policial. Hasta ayer no había trascendido la forma en la cual el interno habría comenzado el siniestro ni tampoco el lugar donde se encontraba el personal policial que –por la propia decisión de la Justicia– tenía a su cargo la custodia. Hay seis pacientes que se encuentran internados y en esta condición. Fuentes del nosocomio reconocieron ayer que esta persona está alojada allí desde hace al menos 5 años. “Es un paciente que se fuga cada dos días. Esta es una situación que nos preocupa ya que en muchas ocasiones los enfermeros y médicos sufren agresiones de parte de estas personas”, dijo uno de los trabajadores consultados por este diario. El propio Aroca reconoció que si existe una orden judicial es el propio hospital el que debe atender la demanda de los pacientes que deben permanecer en la institución hasta tanto se revierta esa situación.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora