Investigarán por qué llega tan poca agua a la laguna

En Jacobacci están preocupados porque a Carrilaufquen Chica llega un caudal mucho menor del que traen los arroyos que la alimentan. El DPA recorrerá toda la zona para ver qué pasa.



Imagen satelital que muestra la laguna, que tras la gran sequía llegó a secarse, pero resurgió.

Imagen satelital que muestra la laguna, que tras la gran sequía llegó a secarse, pero resurgió.

El Departamento Provincial de Aguas relevará la cuenca de la laguna Carrilaufquen Chica con el objetivo de verificar si se realiza un uso indebido de los arroyos que la alimentan o si es el escaso caudal que llega es natural.

La investigación, que se llevará adelante en los próximos días, surgió ante una inquietud planteada por vecinos de Jacobacci ante el escaso caudal de agua que ingresa al principal espejo de agua, ubicado a unos 15 kilómetros al norte de la localidad.

Históricamente las lagunas Carrilaufquen Chica y Grande han sido el principal centro de recreación, pesca y de gran atractivo turístico que tiene Jacobacci. En el 2009, luego de la intensa sequía que afectó a la zona, la Carrilafquen Chica desapareció. A partir del 2014, volvió a recuperar su fisonomía, aunque hasta ahora nunca lo hizo completamente. Este espejo de agua se nutre de los arroyos Maquinchao y el Huahuel Niyeo. A su vez en el arroyo Maquinchao, que tiene una extensión superior a los 150 kilómetros, desembocan los arroyos El Chaiful y Quetrequile y una vez que la Carrilaufquen Chica llega a su nivel, el excedente de agua, alimenta a la Grande.

En los últimos años, los niveles de lluvias y nevadas se han ubicado muy cerca de los registros históricos. Los vecinos señalaron que desde hace más de 40 días el arroyo Maquinchao baja con gran caudal hasta cerca de la localidad homónima, pero el ingreso la laguna Carrilaufquen, ubicada unos 75 kilómetros aguas abajo, es muy inferior.

Otro dato llamativo hace referencia la laguna Ñe Luan que está a unos 30 kilómetros al sur de Maquinchao y que se nutre el mismo arroyo, pero nunca se disminuyó su caudal.

“Nos preocupa lo que pasa con nuestra laguna. Vemos que el arroyo Maquinchao baja con gran caudal durante los primeros kilómetros, pero el ingreso de agua a la Carrilaufquen es muy escaso”, señalaron los vecinos, quienes enviaron al DPA una nota, adjuntando fotografías satelitales.

El pedido se suma a otro realizado desde el municipio de Jacobacci.

A mediados de la década pasada, el Estado rionegrino, a través de distintos organismos vinculados a la producción, puso en marcha un programa de recuperación de mallines para incrementar su capacidad forrajera. El mismo incluyó un manejo del recurso hídrico para irrigar unas 11.000 hectáreas en distintos campos de la Región Sur rionegrina. Este trabajo se realizó bajo la supervisión de técnicos especializados. El pedido de los vecinos de Jacobacci apunta a verificar si los cursos de agua han sufrido nuevas modificaciones.

En este sentido, el superintendente del DPA, ingeniero Fernando Curetti, adelanto que en los próximos días una comisión del organismo recorrerá la zona. “Hemos recibido la inquietud de los vecinos de Jacobacci y en base a eso vamos a activar todos los mecanismos para investigar. Vamos a recorrer los cursos de agua para ver si es por una causa natural o si se está haciendo un uso indebido del recurso hídrico”.

El funcionario admitió que en los últimos años, los recursos hídricos han sufrido una disminución, aunque aclaró que “nadie puede hacer uso sin tener un permiso del DPA”.

La cuenca de aportes a la laguna Carrilaufquen representa un área aproximada de 18.000 kilómetros cuadrados.

El dato

460
has. es la extensión que alcanza en la actualidad el espejo de agua. Está en un 60 por ciento.

Comentarios


Investigarán por qué llega tan poca agua a la laguna