Irak aceptó todas las inspecciones que exija la ONU

El gobierno de Saddam Hussein espera a los inspectores para el próximo lunes.

El presidente de Irak prefiere evitar la confrontación con EE. UU., al menos por ahora, y se allana a las exigencias para que inspectores de la ONU revisen sus arsenales en busca de armas de destrucción masiva, que niega poseer.
NUEVA YORK (AFP) - Irak dijo ayer que acepta sin reservas la resolución 1441 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre su desarme, dos días antes del vencimiento del ultimátum. El primer grupo de inspectores partirá el próximo lunes hacia Bagdad.

El embajador de Irak en la ONU, Mohammed al Duri, anunció ante la prensa en Nueva York que había entregado la carta de aceptación de su gobierno al secretario general de la ONU, Kofi Annan, donde pidió a los inspectores llevar a cabo su tarea "de una manera profesional y legal sin objetivos premeditados".

El embajador iraquí ante la ONU, Mohammed Aldouri, entregó una carta al secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en la que expresa la decisión de Bagdad de aceptar la resolución.

La misiva, que fue entregada al Consejo de Seguridad, ataca a Estados Unidos y Gran Bretaña por imponer su voluntad en el alto gremio, que aprobó la resolución de forma unánime el viernes.

"Por este medio le pedimos que informe al Consejo de Seguridad que estamos listos para recibir a los inspectores de acuerdo con el cronograma establecido previamente, y a pesar del hecho de que estamos en el mes de ayuno del Ramadán, que será seguido por festividades, nuestros órganos del gobierno cooperarán con ellos", dice la carta traducida del árabe al inglés.

"Lo que está en juego es prevenir a nuestro pueblo de cualquier daño", agrega, en referencia a la amenaza implícita en la resolución de una guerra liderada por Estados Unidos, que urge a Irak a desarmarse, o en caso contrario enfrentará "graves consecuencias".

Sin embargo, Irak advirtió en contra de cualquier "intromisión discrecional por parte de la administración estadounidense y el sionismo y su inteligencia" en la actividad de los inspectores de armas, una referencia a la admisión por parte de funcionarios de la anterior Comisión Especial de la ONU (UNSCOM) que habían espiado para Estados Unidos e Israel mientras realizaban sus trabajos de inspección de armas en Irak antes de 1998.

Horas después de que Irak aceptara el regreso de los inspectores de armas de la ONU, un portavoz de la Casa Blanca advirtió que Bagdad debe cumplir totalmente con la nueva resolución del Consejo de Seguridad.

Las fuerzas iraquíes también deben suspender los ataques contra los aviones de guerra estadounidenses y británicos que patrullan las "zonas de exclusión de vuelos" en el norte y sur de Irak, establecidas para proteger a las minorías kurda y chiíta, añadió.

El presidente del Consejo de Seguridad, el embajador de China ante la ONU Zhang Yishan, dijo a periodistas que el cuerpo recibió la carta y los miembros la recibieron con beneplácito.

Por su parte, Annan agradeció al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, por tomar el "camino multilateral" con respecto a Irak, en la puja por desarmar a Saddam Hussein.

Bush sostuvo que la ONU "estuvo a la altura de sus responsabilidades", a la vez que también agradeció el papel jugado por Annan diciendo: "Aprecio su liderazgo".

Bush y Annan se reunieron en la Casa Blanca pocas horas después de que el régimen de Bagdad aceptó formalmente someterse a los términos de la resolución 1.441 del Consejo de Seguridad y cooperar con la nueva misión de inspección de armas de la ONU.

Annan instó al régimen iraquí a que coopere incondicionalmente con las Naciones Unidas. Al hacerlo, dijo que es una prueba para el Gobierno en Bagdad, ya que no sólo se trataba de aceptar la resolución sino de cumplir sus términos.

El jefe de la Comisión de Seguimiento, Verificación e Inspección de la ONU (UNMOVIC), Hans Blix, quiere trasladarse el próximo lunes a Bagdad con un equipo de treinta inspectores para comenzar a preparar los controles de armas en el país.

Según estipula la resolución, Irak debe presentar antes del 8 de diciembre "una descripción actual, concreta y completa de sus programas de armamento".

Las inspecciones llevarán un año

WASHINGTON (AFP) - Los inspectores en desarme de la ONU necesitan "de varios meses o un año" antes de tener una idea clara de los programas nucleares iraquíes, declaró este miércoles en Washington el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) Mohamed El-Baradei.

Los inspectores de armas de la ONU se están preparando para retornar a Irak el lunes, luego de cuatro años.

Estados Unidos recibió con escepticismo el anuncio de Irak de que acatará la resolución de las Naciones Unidas que lo obliga a desarmarse y la Casa Blanca dijo que Saddam Hussein debe traducir en hechos sus palabras.

"Los últimos reportes (indican) que el régimen de Irak ha aceptado cooperar y cumplir (...), hemos escuchado eso antes, y ya es hora de verlo en sus acciones", dijo en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.

El mundo espera que Irak se desarme por el bien de la paz, afirmó ayer el presidente de Estados Unidos George W. Bush, horas después de la aceptación incondicional de Bagdad de la resolución de la ONU para el desarme de ese país.

"Nosotros, el mundo espera que Saddam Hussein se desarme por el bien de la paz" dijo Bush tras dialogar con el secretario general de la ONU Kofi Annan

Ben Laden vive y preocupa a todo el mundo

El Cairo (dpa) - Para la mayoría de los expertos árabes y estadounidenses, con su nuevo mensaje de odio el líder terrorista Osama ben Laden desmintió todos los reportes sobre su supuesta muerte.

Esos expertos están seguros de haber reconocido la voz de Ben Laden en la grabación emitida por la emisora televisiva árabe al Jazeera. Con lo que el nuevo mensaje a Estados Unidos y a sus "aliados", que advierte especialmente a Alemania, Australia y Francia, sería auténtico.

El miedo al terrorismo es atizado nuevamente a nivel mundial. Si bien en los últimos meses Al Jazeera difundió varias declaraciones que supuestamente eran del líder de la red terrorista Al Qaida, éstas contenían sobre todo advertencias y amenazas generales que en teoría podrían haber sido grabadas justo después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En este sentido, lo decisivo es que en el mensaje se hace referencia a hechos muy recientes, como el atentado contra diplomáticos estadounidenses en Jordania el 28 de octubre el baño de sangre en Bali, el atentado contra soldados estadounidenses en Kuwait, entre otros

Sin embargo, expertos árabes en terrorismo consideran más interesante lo que el supuesto Ben Laden no menciona. Porque mientras amenaza con nuevo terror a europeos en el caso de que sus gobiernos sigan apoyando al "faraón" Bush, en ningún momento se refiere a los preparativos estadounidenses para una nueva guerra contra Irak.

Especialistas en El Cairo tienen una explicación para el tema. En los últimos meses destacaron, en varias oportunidades, que los intentos estadounidenses de establecer una conexión entre el jefe de Estado de Irak, Saddam Hussein, y Ben Laden resultan inverosímiles.


Comentarios


Irak aceptó todas las inspecciones que exija la ONU