Juicio contra exfuncionarios de Cinco Saltos por fraude: una oferta llamativamente baja

El exintendente Germán Epul declaró luego del cierre de la etapa probatoria. Mañana serán los alegatos de clausura del debate oral y público.

La diferencia entre las ofertas de dos corralones locales y la firma Nalozano generó las primeras especulaciones en torno a la licitación de precios por la compra de adoquines en el municipio de Cinco Saltos en el periodo entre 2015 y 2019. Compulsa de precios que derivó en en el juicio que se desarrolla en Cipolletti por administración fraudulenta.

Los dos empresarios que declararon hoy en el juicio contra el exintendente de Cinco Saltos Germán Epul y quien era su secretario de Obras Publicas Diego Palacios señalaron que el costo estaba por encima de los 3 millones de pesos, por eso sus ofertas fueron por poco más de $4 millones. Pero la firma que ganó la compulsa de precios fue de apenas 2,4 millones, una cifra que no alcanza ni para el costo de la licitación: 4.500 metros de adoquines. El presupuesto oficial rondaba los $3 millones.

En ese momento no hubo quejas por parte de las empresas que perdieron la compulsa, pero el proceso evidenció que era insuficiente para generar la cantidad de adoquines requeridos.

Ambos testigos coincidieron que sus ofertas, eran similares, tenían un margen de ganancia del 17% aproximadamente. Uno de ellos, había ganado dos licitaciones previas similares y en el juicio aseguró que entregó los adoquines y nunca presentaron ningún tipo de falla. Los adoquines venían de Comodoro Rivadavia.  

La firma Naloznao ganó la licitación, pero nunca pudo cumplir con la entrega del material porque no superaba los estándares de calidad mínimos. El titular de la empresa, Nazareno Lozano, declaró la semana pasada y aseguró que fue presionado por Palacios para competir. Compró la adoquinera, también por pedido del exfuncionario, y comenzó a fabricar los adoquines, pero nunca logró la consistencia que requería el pliego.


El exintendente de Cinco Saltos se despegó de la denuncia


Luego de la declaración de todos los testigos, el exintendente Germán Epul brindó detalles de cómo funcionaba la estructura municipal. Se despegó de la denuncia y concluyó que pudo haber sido «negligente» en confiar en su equipo de trabajo, pero que confiaba en que cada integrante del municipio hacía sus tareas de forma competente. Agregó que en ese expediente de la compra de adoquines en particular confió en el otro imputado: Palacios.

La fiscalía y la querella que representa al Municipio acusan a Epul y Palacios de haber dirigido un concurso de precios para que sea adjudicada en la compra de adoquines la empresa Nalozano. Pese a que abonaron la totalidad de los materiales en una suma de más de 2 millones 400 mil pesos, los adoquines no fueron entregados. La calificación legal es fraude a la administración pública.

Mañana están previstos los alegatos de clausura desde las 11 y se espera que los acusadores soliciten penas de prisión efectiva.  El tribunal está integrado por las juezas Florencia Caruso y Alejandra Berenguer y el juez Julio Sueldo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora