La actividad industrial creció 17,4% en febrero

Cuatro trimestres consecutivos de subas indicarían el fin de la recesión. El aumento de la producción textil está siendo determinante.

La actividad industrial creció durante febrero un 17,4% en comparación a igual mes de 2002, al tiempo que mejoran las expectativas de los empresarios en cuanto al futuro inmediato del sector.

El INDEC anticipó ayer los resultados del Estimador Mensual Industrial (EMI) correspondiente a febrero, que registró un aumento del 1,5 por ciento en relación a enero.

Con estos guarismos, el primer bimestre del año cerró con una suba del 17,7 por ciento en relación a igual período del 2002, cuando la salida de la convertibilidad y la plena vigencia del corralito y corralón financiero afectaron fuertemente la actividad industrial, que ya venía en caída desde 1998.

«Ahora se puede decir que hay una clara tendencia alcista en la industria», aseguró Julio Rotman, director de Estadísticas Industrial del INDEC, al presentar los números a la prensa.

«Los primeros registros de marzo, aunque todavía no hay una cifra definitiva, seguramente darán una variación positiva para este mes, completando cuatro trimestres consecutivos de crecimiento», anticipó Rotman.

De confirmarse esta tendencia, que a esta altura parece casi segura, se completarían los cuatro trimestres de suba consecutivos, con lo que técnicamente se terminaría con la recesión que comenzó en el último trimestre de 1998.

En este marco de reactivación, Rotman destacó que los resultados de la Encuesta Cualitativa Industrial, muestran una mejora «sustancial de las expectativas del sector empresario para este mes». Comparado con los registros históricos, «el sector empresario tiene una visión optimista de la marcha de la industria, cada vez en mayor proporción», dijo.

Así, para marzo, el 47,5 por ciento de los empresarios encuestados por el INDEC prevé un aumento de la demanda interna, frente a un 6,6 que estima que declinará y el restante 45,9 que considera que permanecerá estable. Esta expectativa optimista se modera un tanto en cuanto al sector exportador, donde el 57,9 por ciento de los empresarios no prevé cambios, aunque el 29,8 estima que subirán frente a un 12,3 anticipan una disminución. En cuanto a las importaciones de insumos, un 72,2 por ciento de los encuestados no anticipa cambios frente al 24,1 que considera que se incrementarán y un 3,7 que habrá una disminución.

Más allá de las expectativas, el crecimiento de febrero se vio fuertemente impulsado por el aumento en la producción de textiles, que creció un 170,7 por ciento y la de los automotores que mejoró en un 18,9 por ciento, respecto de igual mes del año anterior, merced a las exportaciones a nuevos destinos.

De los 12 conjuntos industriales que releva el INDEC, únicamente el sector de edición e impresión registró en febrero un indicador negativo del 15,9 por ciento. El proceso de sustitución de inversiones y cierta reactivación del consumo en el mercado interno volvieron a alentar esta suba en la actividad industrial desde «niveles muy bajos», como reconoce el propio ministro de Economía, Roberto Lavagna. Más allá de la coyuntura, Lavagna consideró que cuando retorne el crédito «la economía podrá crecer a un ritmo del 5 por ciento anual» desde el 4% de la actualidad. (DYN y Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora