La ergonomía en el uso de maquinarias agrícolas

Todo operario que manipule maquinarias agrícolas está expuesto a diferentes tipos de riesgos. Las posturas de trabajo ergonómicas evitan enfermedades musculares y óseas.



Por Tec. Horacio Alberto Pallao (INTA)

Los operadores de maquinarias agrícolas e industriales como tractores, cosechadoras y auto elevadores (sampi), son trabajadores abocados a las tareas de operación, control y mantenimiento de estos rodados con destino a la producción agraria o agroindustrial.
Para realizar dicha labor se requiere de la utilización de un rodado que proporcione la fuerza motriz requerida para arrastrar, accionar y empujar los distintos implementos o equipos utilizados en las labores.
El tractor agrícola es la maquinaria más utilizada en el sector, y por ésta razón, una gran cantidad de los accidentes que ocurren en él, son debidos a su incorrecta utilización.
Todos estos accidentes causan considerables pérdidas como son por ejemplo los daños materiales, gastos médicos, pérdida de tiempo de trabajo eficiente, pérdida de productividad, entre otros. En muchas ocasiones el uso de los tractores en la producción agropecuaria es necesario por razones técnico-productivas, económico-comerciales y sociales.
Todo operario que manipule estas maquinarias se expone a diferentes tipos de riesgos como: aplastamiento por vuelco, atrapamiento por piezas móviles, atropellos, golpes, caídas, cortes, proyección de piedras, exposición a sustancias nocivas, caídas de objetos en manipulación, temperaturas extremas.
Por otro lado, el trabajo del tractorista requiere adoptar posturas que en caso de no adoptarlas adecuadamente, pueden derivar en serios trastornos musculoesqueléticos, como dolor de espalda crónico, dolores lumbares e incluso abortos en las mujeres trabajadoras. Si no adoptamos las medidas de seguridad correspondientes, estos riesgos pueden terminar en enfermedades musculares y óseas, como, la Tendinitis que es producida por la sobre carga de tendones y fuerza excesiva; Síndrome del Túnel Carpiano, que es producida por movimientos repetitivos y postura forzada de la muñeca; o Hernia de Disco, producida por la fuerza intensa y vibración del cuerpo entero.
En este artículo abordamos la importancia de la ergonomía en maquinarias agrícolas e industriales.
Según la asociación internacional de ergonomía (IEA), esta es una disciplina que estudia las relaciones entre el hombre, la actividad que realiza y los elementos del sistema en que se halla inmerso. La finalidad es disminuir las cargas físicas, mentales y psíquicas del individuo y de adecuar los productos, sistemas, puestos de trabajo y entorno, limitaciones y necesidades de sus usuarios, buscando optimizar su eficiencia, seguridad, confort y el rendimiento global del sistema.

“El asiento es el elemento más importante en el diseño ergonómico del tractor. Considerémoslo como tal”.

Horacio Alberto Pallao - Téc. Sup. en Seg. e Higiene (INTA)


A continuación, una se enumeran una serie de tips acerca de conductas y elementos de seguridad, a tener en cuenta ante los diferentes tipos de riesgo.
Exposición a ruidos y vibraciones: Se debe tener en cuenta que la condición de inseguridad es producida por la actividad propia de la maquinaria, por lo tanto algunas de las medidas a considerar son:
• Instalar en el tubo de escape un silenciador.
• Revisar periódicamente el tractor y ajustar todas las piezas para evitar que se produzcan ruidos y vibraciones.
• Usar protectores auditivos de copa cuando el tractor no cuente con cabina homologada.
• Elegir la velocidad de trabajo de acuerdo a la irregularidad del terreno, sin que por esto se vea afectada significativamente la capacidad del laboreo.
• Garantizar que el tractor tenga un sistema de amortiguación adecuado.
• Respetar los valores recomendados por el fabricante de presión de inflado de los neumático.
• Mantener en buen estado el asiento del tractor. Un asiento deteriorado no cumple con la función de atenuar las vibraciones que recibe el conductor. El tractor deberá disponer de un asiento ancho y estable.
Exposición a temperaturas extremas: Si la condición de inseguridad es el calor las medidas son:
• Usar ropa ligera, fresca y de colores claros.
• Evitar la exposición al sol de partes del cuerpo descubiertas.
• Rehidratarse, para compensar las pérdidas que se producen con el sudor.
• Si es posible, combatir el calor mediante el acondicionamiento del aire (enfriamiento).
• Con los primeros síntomas de fatiga por esfuerzo físico (dolor de cabeza, sudor abundante y pulsación alta) descansar inmediatamente y colocarse en un lugar fresco.
Por otro lado, si la condición de inseguridad es el frío se debe:
• Usar ropa adecuada. Para una persona activa es recomendable llevar varias capas de ropa para agregar o quitar en función de la temperatura del cuerpo.
• Ingerir dietas altas en calorías.
Exposición a la fatiga corporal: se deben adoptar las siguientes medidas de prevención:
• Evitar el manejo del tractor en malas condiciones físicas. Si se encuentra mal, se debe interrumpir el trabajo inmediatamente.
• Evitar jornadas de trabajos prolongadas sin el descanso adecuado.

En números

70%
De los accidentes en la fruta, derivan del uso del tractor, y es el que genera mayor número de accidentes mortales.

Comentarios


La ergonomía en el uso de maquinarias agrícolas