La llamada quedó registrada en el 101

Archivo

ALLEN (AA).- El comisario de la unidad 6ª, Ricardo Graneros, aseguró que el comando policial recibió y registró el llamado telefónico de una mujer que el domingo pasado pidió ayuda porque aseguró haber sido víctima de un ataque sexual en el cementerio de Allen. Graneros dijo que la comunicación telefónica de la víctima, identificada como Isabel Mattos, quedó registrada en el 101 por la agente policial que el domingo en la tarde se encontraba al mando del comando radioeléctrico que tiene base en la Comisaría 6ª. Además, el jefe de esa dependencia confirmó que de inmediato se dio aviso a la Comisaría 33ª del barrio Norte para que se envíe un patrullero al cementerio. Sin embargo, y de acuerdo al relato de Mattos, el móvil policial nunca llegó para detener a los sujetos que la manosearon cuando se encontraba frente a la sepultura de su hijo. El subcomisario Alberto Andrés, de la Comisaría 33ª, no brindó mayores detalles sobre por qué el patrullero no acudió al cementerio y se limitó a responder que “son cuestiones internas”. Lo único que contó fue que se le tomó declaraciones al personal policial que el domingo por la tarde estaba de servicio en esa unidad policial como así también a uno de los empleados del cementerio. Ayer al mediodía y en la Comisaría 33ª, Isabel Mattos radicó la denuncia por el hecho que aseguró haber vivido en el cementerio. La mujer de 54 años relató que estaba arrodillada frente a la tumba de su hijo cuando tres sujetos la tomaron por detrás y la quisieron obligar a fumar marihuana. Dijo que se reían y que uno de ellos la manoseó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios