La Patagonia atrae a turistas del Lejano Oriente

Para quienes trabajan en turismo del otro lado del mundo, Patagonia es una marca que supera a la propia Argentina. Este sello sobresalió en la reunión de la Confederación turística de América Latina en Corea.

COREA DEL SUR (Por Enzo Campetella, especial para "Río Negro").- Seúl, la capital de Corea del Sur, está a 20.000 kilómetros de Buenos Aires. Llegar hasta allí necesita de casi cuarenta horas de vuelo, y cambiar doce husos horarios. En ese lado del mundo duermen cuando nosotros "vivimos".

Es un lugar muy distinto del nuestro. Por su tiempo de historia que se remonta a más de 2000 años antes de Cristo. Por sus costumbres de pueblo contemplativo, arraigado a sus tradiciones ancestrales, por su calidez. Y mirando en cosas cotidianas, por la profunda seguridad que se vive en las calles de sus ciudades, algo que por estos lados hemos perdido hace tiempo.

Seúl es una de las pocas grandes metrópolis del mundo (alrededor de 12 millones de habitantes) donde se puede transitar sin ningún temor al robo.

En ese contexto de lejanía, y para un país como Argentina, que hoy en día produce en medio de una profunda recesión, mayoritariamente productos primarios, es caro y casi imposible comercializar en volumenes importantes.

Pero es ahí donde surgen detalles que generan potencial de divisas, y que están estrictamente al alcance de la mano, dependiendo de funcionarios (de este lado) que quieran y sepan vender.

Cualquier viajero sabe que en gran parte del mundo, ante la pregunta típica de "¿qué sabe o conoce de Argentina?", la respuesta es: Maradona, y pare de contar. La sorpresa es haber encontrado en Corea del Sur una segunda respuesta: Patagonia. Si es cierto que difusamente ubican a la región abajo en el mapa, donde termina Sudamérica. Pero también es cierto que para quienes trabajan en turismo del otro lado del mundo, Patagonia es una marca que supera incluso a la propia Argentina.

COTAL es la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina, organismo que nuclea a sectores relacionados con el turismo en la región, y que cuenta con oficinas en otras partes del mundo con el afán de captar visitantes desde cada rincón de la Tierra. Este año eligió Kyongyu, en Corea del Sur para su reunión anual. En ese ámbito el sello de la Patagonia sobresalió como destino de sumo interés.

Viajes caros

Kamal Sajwan, operador turístico en Nueva Delhi (India), comentó a Río Negro que muchos turistas cuando piden viajar a Sudamérica, piden directamente referencia sobre Patagonia, sobre los glaciares, las ballenas.

Bariloche es un destino que suena en los oídos de operadores tan lejanos como Oriente. Juega a favor la contratemporada, pero la mayoría desiste por los costos.

La coincidencia hoy en día pasa por el encarecimiento del turismo hacia Argentina.

Para datos vale la comparación: un boleto ida y vuelta entre Seúl y San Pablo ronda los 2500 dólares. Un boleto ida y vuelta entre Buenos Aires y Tierra del Fuego ronda los 550 dólares. Y tengase en cuenta la diferencia en la escala de distancias.

Queda muy claro que la Patagonia tiene un potencial en materia turística hacia latitudes que no parecen convencionales. Es cuestión de vender ese potencial, y preparanos para recibir turismo de ese tipo.

Es indispensable, según los dichos de operadores turísticos de todas las latitudes, apuntar a mejorar la calidad de recepción al turismo, especialmente brindando mayor información en la lengua de origen.

Es hora de comprender que el turismo es una actividad muy diferente a otras actividades productivas.

Sobresale por ser un gran generador de mano de obra.

La mayor parte de la actividad necesita del trabajo directo del hombre. Y una vez generado el turista, en la mente de cada ciudadano debe resonar esta máxima. Y ser consciente que la mejor publicidad es la que genera el viajante que vuelve contento.

Corea, un lugar donde la tradición y la modernidad van de la mano

Es importante destacar que durante la década del 50 se vivió en la península coreana una de las guerras más cruentas pos 1945.

El país quedó devastado y dividido en dos. En ese momento la pobreza era total y el ingreso per cápita no superaba los 70 dólares anuales.

Para esa época el ingreso per cápita de Argentina rondaba los 4000 dólares. Hoy el ingreso per capita de Corea del Sur supera los 15.000 dólares contra 6500 de Argentina.

En aquel momento, la dura situación hizo recapacitar al pueblo coreano. De allí surgió una vieja premisa oriental. Del pozo se salía con educación.

En la actualidad, Corea del Sur es uno de los países con mayor presupuesto en esa área: casi el 24% del total del presupuesto nacional. Vale recordar que en nuestro país no llega ni al 5%.

Es cierto que el proceso posterior a esa guerra generó un explosivo aumento de la población urbana, la que hoy supera el 80%.

Es por eso que en la actualidad se están buscando alternativas para mejorar las relaciones del trabajo, aunque han mejorado considerablemente en los últimos años.

Ante el exceso de población, el Estado ayuda económicamente a quienes deciden ir a vivir al exterior, cualquiera sea el lugar de destino elegido.

Coreanos en América Latina

En América Latina, la mayor colectividad coreana está radicada en Brasil y Paraguay, siguiendo luego Argentina.

Hoy en días es importante el número de habitantes de origen coreano que han elegido el norte de la Patagonia para vivir.

La estructura social tiene sus bases en una conformación fuerte de la familia, y la importancia que se les da a los mayores.

Es notable ver como en los paseos dominicales, los nietos cargan a "babuchas" a sus abuelos, una vez que estos se cansan de la caminata.

Tradición y modernidad se llevan de la mano. Sus valores culturales se mantienen intactos, conviviendo con los beneficios de la modernidad.

El gran desafío para ellos será el mundial del 2002 que aparece como el mundial de la tecnología, y que organizan junto al Japón.

Pantallas planas en paredes de edificios y en las limusines (así llaman a los ómnibus), celulares con tevé, autos propios, cámaras digitales, microchips forman parte de una sociedad que aún hoy siente el dolor de la guerra en la mayoría de sus familias.


Comentarios


La Patagonia atrae a turistas del Lejano Oriente