La situación en el país

Reflejo casi perfecto del informe de Unicef a nivel global, la tasa de mortalidad de menores de cinco años se redujo en Argentina en un 54% en los últimos 25 años al pasar de 28 fallecimientos por cada 1.000 nacimientos en 1990 a 13 por cada 1.000 nacimientos en la actualidad.

El trabajo precisó que el país tenía en 1990 un índice de 28 muertes de menores de cinco años por cada 1.000 nacimientos, que pasó a 20 en el 2000 y se profundizó la baja a 13 en el 2015, lo que representa un descenso promedio del 3,3 por ciento en cada año del período. Esta caída se reflejó en ambos sexos ya que si se toman solamente los hombres se pasó de una tasa de 31 a 14 fallecimientos por cada 1.000 partos entre 1990 y la actualidad, mientras que en mujeres se redujo de 25 a 11.

En sintonía, el trabajo indicó que la tasa de mortalidad infantil, que marca la probabilidad de fallecer entre el nacimiento y el año de vida, era en Argentina de 24 cada 1.000 partos en 1990 y hoy esa misma tasa es de 11, un descenso también mayor a la mitad. En tanto, la tasa de mortalidad neonatal, que muestra la probabilidad de morir en los primeros 28 días de vida, pasó de 15 fallecimientos por cada mil nacimientos a 6 en los últimos 25 años. (Télam)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios