La sucesión presidencial

SE COMENTA

El anhelo anticipado por Daniel Scioli de perseguir la candidatura presidencial terminó con la calma en el oficialismo. El congreso peronista apura un documento de respaldo a Cristina, frente al presagio de otra lucha encarnizada dentro del PJ (ver también pág. 19). Y en la intimidad del gobierno ya están rumiando alternativas de sucesión. Según comenta el diario La Nación el domingo, el kirchnerismo tiene en claro que Scioli no será el heredero de su proyecto político, que se busca a toda costa mantener a salvo. ¿Por qué Scioli no? Sencillamente porque no los representa ni le tienen confianza, dicen alrededor de Cristina. ¿Qué hacer entonces? El plan oficial –señala La Nación– “es lograr que Cristina saque en los comicios de medio término del año próximo, como mínimo, el 45% de los votos. En eso trabajará el kirchnerismo, con la idea de tener amarrada la posibilidad de reformar la Constitución. Ella no da definiciones sobre la posibilidad de volver a presentarse”. De todos modos, es posible que hayan perforado hondo las recientes reflexiones del juez de la Corte, Eugenio Zaffaroni (mentor de una reforma constitucional) en el sentido de que la “re-re” es una “mala palabra” y que “sería equivocado” que Cristina se postule para un tercer mandato. Agrega La Nación: “Un santacruceño del riñón más íntimo de la Presidenta da dos opciones de sucesión, con un mismo apellido: Alicia o Máximo Kirchner. La idea de arrasar en 2013 es clave no sólo para una eventual reforma constitucional, sino para mantener a Cristina como la gran electora dos años después”. Añade que “la ministra de Desarrollo Social es la versión más fuerte, que se probaría en legislativas de 2013. En cada despacho de la Rosada, donde descansan todas las semanas las encuestas de opinión pública, la hermana de Néstor Kirchner pasó a integrar el pelotón de funcionarios al que se le mide el conocimiento general en la sociedad”. En cuanto a Máximo, “aun cuando viene más rezagado, ya no es el mismo que se rehusaba a involucrarse en la política grande. Vive la mitad de la semana en Olivos, el resto en Río Gallegos, y fiel al estilo de su padre, tiene el vicio de controlar todo. Quienes lo frecuentan sostienen que ya no se ocupa sólo de La Cámpora, sino que se mete en cuestiones económicas”. Comenta otra alternativa: “Entre los gobernadores, son pocos los que se suman al grupo de presidenciables con chances de ser elegidos por Cristina. Hoy, el más cercano es el entrerriano Sergio Urribarri, de creciente influencia en la jefa del Estado desde que aportó el nombre de Miguel Galuccio para presidir YPF. Sólo a él lo subió al Tango 01 el miércoles para llevarlo a Angola”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios