La UE cerró dos años de crisis con un acuerdo

Lograron consenso para un tratado que reemplace la Constitución del bloque. La postura de Polonia jaqueó la reunión. A último momento se conciliaron los intereses.

BRUSELAS.- Tras 36 horas de electrizantes negociaciones casi ininterrumpidas para levantar el veto de Polonia, los líderes europeos acordaron en la madrugada de ayer en Bruselas las bases de un nuevo tratado que reemplace la Constitución, cerrando así dos años de crisis en la Unión Europea.

«Estaba segura de que si no teníamos éxito hoy (por ayer sábado), nos hubiésemos hallado en una situación catastrófica porque muchos habrían encontrado que se los había empujado hasta el límite», admitió la canciller alemana, Angela Merkel, presidenta en ejercicio de la UE, al final de la cumbre.

Aliviada aunque aún con signos de tensión, Merkel estimó que se alcanzó un «buen compromiso» con Polonia, a la que se efectuaron importantes concesiones para que levantase su veto en la controvertida cuestión del sistema de voto de doble mayoría cualificada.

El anuncio del acuerdo definitivo entre los 27 en Bruselas llegó en plena madrugada del sábado, hacia las 04H30 locales (02H30 GMT), tras una larga jornada repleta de contactos, rumores y ofertas y contraofertas.

«Es una gran noticia», celebró el presidente francés, Nicolas Sarkozy, primer dirigente en pronunciarse públicamente y uno de los artesanos del acuerdo en su bautismo de fuego en cumbres europeas.

En efecto, el acuerdo con Polonia se logró tras la enésima ronda negociadora de varios líderes europeos, entre ellos Sarkozy y Zapatero, con el presidente polaco Lech Kaczynski, y, por vía telefónica, con el primer ministro, Jaroslaw Kaczynski, en Varsovia.

Estos desesperados contactos se produjeron luego de que Merkel amenazase con convocar una CIG sin esperar a Polonia, una decisión arriesgada que chocó con la oposición de algunos de sus socios, pero que indudablemente cambió el curso de unas discusiones que parecían encaminadas al fracaso.

Y es que Polonia seguía machacando con la revisión del sistema de doble mayoría, según el cual una decisión sería adoptada con el voto favorable del 55% de los Estados miembros y del 65% de la población de la UE, lo que facilita la capacidad de bloqueo de Alemania y los países más poblados (Gran Bretaña, Francia e Italia).

Según el compromiso sellado con Varsovia, en lugar de aplicarse a partir de 2009, ese sistema entrará en vigor de forma progresiva a partir de 2014, con un período de transición hasta 2017.

«Nuestras reservas fueron observadas en gran medida. Tenemos un sistema incomparablemente más favorable al que habíamos propuesto», celebró Lech Kaczynski, quien agradeció la «solidaridad» de Francia, Gran Bretaña y Alemania. (AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora