Las provincias deberán pagar un tercio de futuras casas y escuelas

Weretilneck dice que la imposición “no nos asusta”. Suspendieron los proyectos que no están en ejecución.

La Casa Rosada ya transmitió a Río Negro que no habrá más obras de exclusivo financiamiento nacional. En el futuro se exigirá que las provincias aporten un tercio del costo de cada proyecto.

Otra determinación del gobierno de Mauricio Macri tiene que ver con las construcciones avanzadas, que tendrán continuidad. Sin embargo, se evaluará la ejecución de aquellas que todavía no comenzaron.

El financiamiento nacional en Río Negro se concentra en los planes de viviendas “Techo Digno”, que suman unas 4.000 unidades, con participación del IPPV o de los 15 municipios.

Pero además hay una fuerte asistencia federal en el sistema educativo –en especial en el Plan Más Escuelas– y otras construcciones estructurales, como obras hídricas ejecutadas por el Departamento Provincial de Aguas.

El gobierno provincial y gran parte de los intendentes ya saben de esos cambios, adelantados por funcionarios y técnicos del Ministerio de Interior y Obras Públicas.

El gobernador Alberto Weretilneck reconoce esa novedad pero no dramatiza.

“No nos asusta”, asegura, mientras afirma que la provincia puede aportar su contraparte en algunos proyectos.

Su mayor inquietud “está en que la Nación no tiene definido, todavía, un plan de obras”.

“Las obras que están en marcha no se paran, pero aquellas que no empezaron están para discutirse o no siguen”, cuenta el mandatario.

Un técnico nacional precisa que quedan suspendidas aquellas no iniciadas o están en un nivel de ejecución inferior al 10% mientras que caen en análisis cuando superan ese porcentual pero no llegan al 50%.

Las únicas garantizadas en su continuidad son aquellas con más del 50% de construcción, afirma.

Río Negro tiene licitadas 600 viviendas del plan Techo Digno, con financiamiento nacional y provincial.

Nación no remitió anticipos, entonces sólo un centenar comenzaron, con desembolsos del Estado rionegrino.

Weretilneck aparta estas construcciones de la revisión de los funcionarios nacionales porque, si bien no se iniciaron, ya están los contratos.

El mandatario expresa que “el problema está en los planes de los municipios que están en marcha pero les falta el financiamiento de las obras complementarias”.

Aceptó que la administración nacional informó que “no hay más obras sin aporte provincial, con un 66% y 33%”.

En ese sentido, Weretilneck recoge ese desafío aunque advierte que el financiamiento de Río Negro depende de los proyectos.

No duda en sumar al Estado en los planes de viviendas, pues se dispone de recursos por el recupero o del Fonavi.

El gobernador también entiende que su contraparte puede generarse con la cesión de las tierras. “No nos asusta”, insiste.

Tampoco lo inquieta participar en programas escolares, pues “ya estamos construyendo varias escuelas”.

En cambio, Weretilneck se preocupa porque la Nación “no tiene definido un plan de obras públicas”. La semana próxima viaja a Buenos Aires en la búsqueda de precisiones.

ADRIÁN PECOLLO

adrianpecollo@rionegro.com.ar

Nuevas reglas


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios