Las regulaciones al periodismo, un eje que generó malestar en el sector



#

El “corralito” a las cámaras no convence.

En el artículo tres del protocolo se establece que los periodistas, y sus equipos, que se encuentren cubriendo las manifestaciones, deberán hacerlo desde una zona de ubicación determinada. Según el texto, esto busca resguardar la “integridad física” de los mismos y garantizar que “no interfieran con el proceso. El contenido de este artículo generó la preocupación y el rechazo de muchas organizaciones de prensa.

Diversas asociaciones y gremios de prensa, como el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), el Sindicato de Prensa de Rosario (SPR) y el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren), entre otras, presentaron en una audiencia en el Congreso de la Nación un documento que rechaza el protocolo.

Uno de los principales argumentos esgrimidos es que en muchos casos de la historia argentina, la labor periodística permitió que hechos como los asesinatos de Kosteki y Santillán o Mariano Ferreyra, en medio de manifestaciones, no queden impunes.

A su vez, exigieron que se garantice la libre circulación de los periodistas durante las manifestaciones para poder realizar “coberturas de los hechos en forma plural y completa”.

Por otra parte, desde Fopea (Foro de Periodismo Argentino), difundieron un comunicado en el que expresaron su preocupación por el contenido del artículo tercero al que califican de “poco claro” y remarcaron la necesidad del libre ejercicio de la profesión periodística, para la cual la libre circulación durante las manifestaciones es condición necesaria.

Sin embargo, como aclara la directora ejecutiva de este organismo, Vanina Berghella, luego de la publicación de este comunicado estuvieron en contacto con el Ministerio de Seguridad y les acercaron sus propuestas y recomendaciones sobre el trabajo periodístico profesional en este tipo de coberturas.


Comentarios


Las regulaciones al periodismo, un eje que generó malestar en el sector