Leo Dan y La Mona Jiménez

Cosquín ha ofrecido numerosas pruebas de su vocación por tomar préstamos de artistas de lenguajes y paisajes musicales ajenos siempre que se los imagine seductores para la taquilla: la tercera noche de la 53ª. edición arrojó dos nuevos ejemplos con el retorno del cuarteto y la presencia del santiagueño Leo Dan. La presencia de Carlos “La Mona” Jiménez en Cosquín 2012 -fue el músico que más entradas vendió- alimentó la invitación de Chébere, formación cuartetera con 38 años de recorrido y el incentivo de la reaparición de sus cantantes históricos: el “Turco” Julio, el “Negro” Videla, Rubinho, Fernando Bladys y “El Rey” Pelusa. El origen rural del cuarteto, su contacto con las músicas de la inmigración, la inversión de los acentos, el examen de su historia y su afinidades o lejanías con los ritmos folclóricos no estuvieron en la balanza de la convocatoria. A su turno, el santiagueño Leo Dan, vendedor de 40 millones de discos en su carrera, entregó “Corazón atamishqueño”, una chacarera compuesta junto con Carlos Carabajal, y luego se dedicó a repasar los éxitos de sus tiempos de la Nueva Ola, que lo distanciaron del folclore.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios