Leonela: cómo se llegó al peor desenlace

Qué le pasaba a la niña que apareció ahorcada, el sábado último, en Haedo. Qué dicen sus padres. Qué es GAO, el grupo cerrado de Facebook donde Leonela era participante y administradora.

COMPORTAMIENTOS

Mía Leonela Gómez Viveros era, para muchos amigos virtuales, Paola Gómez. La joven, de sólo 12 años, convivía con ambas personalidades, aunque ninguna de ellas le permitió escapar a su trágico pasar; el mismo que, según la autopsia oficial, la llevó al suicidio por ahorcamiento. La tragedia se vuelve aún más insoportable si se considera que la pequeña “avisó” lo que tenía en mente.

En las últimas semanas, Leonela había comenzado a realizar una investigación a través de internet, en donde se interesó por conocer distintos métodos para quitarse la vida de manera rápida y sin dolor. Según La Nación, la niña realizó un intenso trabajo en la web para dar con la opción que más la convenciera, ya completamente enajenada y sin considerar la posibilidad de hallar algún tipo de ayuda.

Más tarde trascendió que Leonela era administradora de un grupo cerrado de Facebook llamado GAO, en el que una comunidad de jóvenes con perfiles similares al de Leonela intentaban dar ayuda a adolescentes en situaciones depresivas. En esta esfera virtual, Leonela era conocida como Paola Gómez.

Tt8HncKwno0

Uno de los requisitos que se solicitaban para ingresar al grupo, según confirmó uno de sus jóvenes administradores en el canal C5N, consistía en enviar fotos “verídicas” de heridas provocadas por la autoflagelación. De esta manera, los responsables del funcionamiento del grupo comprobaban que la víctima se encontraba “verdaderamente” atravesando una situación difícil de afrontar en soledad.

La actividad de la joven en las redes sociales y en los buscadores de Internet reavivó el llamado de atención sobre el control que deben ejercer los padres sobre sus hijos en este tipo de medios, que brindan un abanico infinito de posibilidades en cuanto a la desinformación. El trágico caso de Leonela se erige así como el emblema de todo lo negativo de estos medios de comunicación.

Tanto Facebook como los distintos buscadores (entre los que se destaca Google) presentan posibilidades verdaderamente infinitas a la hora de conseguir información. Basta con escribir las palabras del tema de interés en el campo de búsqueda de estas plataformas para acceder al “conocimiento”.

Las consecuencias de esta facilidad quedaron a la vista a raíz del trágico suceso que salió a la luz durante el mediodía del sábado, cuando el cuerpo de Leonela fue hallado sin vida en una construcción ubicada al lado de su propia vivienda. El llamado de atención se dirige, directamente, a todos los padres que puede evitar el peor desenlace. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué hay que saber?

“Quiero dormir para siempre”

El grupo GAO empezó a hacerse conocido públicamente por la búsqueda de Leonela, previo a ser encontrada el sábado último.

La niña figuraba en la red social con el nombre de Paola Gómez y era la administradora del grupo GAO Autoayuda, conformado por 2.437 miembros. En su perfil de la red social, Paola, tenía 19.851 seguidores y uno de sus últimos comentarios fue: “Quiero dormir para siempre”.

“Creo que los medios están equivocados. No tienen idea de lo que es el grupo. Es un grupo cerrado, solamente vemos las publicaciones los que estamos dentro del grupo. Cada integrante fue elegido para entrar y cuando alguien se desubica lo echamos. No tenemos clave y esto que pasó con Pao no es culpa nuestra”, dijo una adolescente en un video publicado en Youtube horas antes de que la chica apareciera muerta.

La adolescente que habla en el video explicó también que “somos un grupo muy divertido, y no es solo un grupo es una familia y estamos super mal por lo que estamos pasando”. “Lo que dicen de ella que desde que está en el grupo juega al fútbol, se cortó el pelo y es como un varón y no tiene nada que ver con este grupo”, se encargó de aclarar la joven.

Antes de la aparición sin vida de Leonela, otra de las jóvenes integrantes de GAO escribió en su muro: “No puedo creer que la familia crea que GAO tiene la culpa de la desaparición de su hija. Dicen que somos una secta de beliebers que secuestramos a la gente para llevárselas, en la tele. Que hablamos en código… Que nosotros la cambiamos… Todos estamos doloridos y estamos buscando más a la nena que la propia policía”, señaló la joven.

Y agregó: “No somos ni una secta ni una tribu. Somos una familia buscando a una persona que amamos en un mundo corrupto y en donde siempre le echan la culpa a los que están siempre para ayudar, por buenitos. Yo sigo esperando que vuelvas Pao, te amo, te amamos y te queremos de vuelta”.

¿Qué le pasaba a Leonela?

Leonel Gómez, el padre, dijo que él hizo lo posible para que su hija fuese feliz, “pero ella no lo era”.

“Tengo la paz que me da mi hija para poder estar bien y seguir. Viví para ella y para mi señora. Soy un hombre luchador que siempre luché porque ella fuese feliz pero bueno, no era feliz y ahora hay que seguir “, dijo el padre de la menor ni bien se supo el trágico desenlace.

El hombre en declaraciones al canal de noticias TN agradeció a los amigos de su hija por el apoyo que recibieron estos días durante la búsqueda y a todas las autoridades que participaron de la búsqueda.

Contó que Leonela era fanática de Justin Bieber y que hacía poco había empezado a tener otro comportamiento. “Se cortó el pelo, quería vestirse de otra manera, más al estilo varoncito y un día vino y nos dijo que le gustaban las chicas. Pero no puedo decir que le gusten las chicas porque tiene apenas 12 años”, comentó el padre.

Por su parte, Mariela Viveros, madre de Leonela, alerta a los padres de niños y adolescentes que deben “estar un poco más encima” sobre las actividades de sus hijos porque hay muchos que “están mal y deprimidos” y buscan contención en redes sociales de Internet.

Tras la tragedia familiar, Mariela aconseja que se extremen los cuidados sobre el estado emocional de sus hijos y sus círculos de comunicación.

Viveros contó que en los últimos días se puso a “ver las redes sociales” de las que participaba la niña y detectó que “hay muchos chicos de la misma edad de mi nena y más grandes también que están muy mal por problemas familiares, que no saben si les gustan las nenas, los nenes o están mal, deprimidos”.

“La participación activa de los nenes en las redes no tiene tanto que ver (con decisiones de los menores). Los padres tenemos que estar un poco más encima”, alertó la mujer.

Incluso, indicó que “los nenes saben fingir muy bien” sobre sus estados anímicos.

Ellos, añadió, “buscan las redes para cubrirse y hacer esto de contarse sus problemas y en algún caso suicidarse”.

Tarde para ellos, los padres de Leonela; a tiempo, para el resto.

Agencias


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora