Levantaron los cortes en la zona de Medanitos

Se inició un diálogo que los crianceros consideraron importante

25 DE MAYO (ACA).- La medida de fuerza que desde el lunes impedía operar en la zona de Medanitos a las empresas Petroquímica Comodoro Rivadavia, Petrobras y Minera Cholino, terminó ayer alrededor de las 18 horas con el inicio de diálogo considerado por los crianceros como un paso importante. Los abogados, aclararon a «Río Negro» que no se llegó a ningún acuerdo aún y que sólo comenzó una instancia de diálogo. No se firmó ningún acta compromiso ni se habló ayer de lo central de reclamo que era el pago de servidumbres, temas que se abordarían en futuros encuentros.

Sí aseguraron que hubo reconocimientos que las empresas habrían hecho. Los asesores legales de las familias -Angelino Arenas y José Luis Martín y Herrera- puntualizaron que los animales que las familias denunciaron que perdieron por zanjas que quedaban abiertas y como consecuencia de la actividad petrolera protagonizada por estas compañías, se pagarán inmediatamente. Esto fue visto por los profesionales como una señal de buena voluntad de las petroleras.

Ayer al mediodía, unos 30 efectivos policiales se instalaron en pleno piquete a abrir el paso que habían cortado las familias del lugar. El hecho generó cierto enojo entre los manifestantes. Es que pocas horas antes la jefatura de Policía envió efectivos de refuerzo a esa zona que se instalaron allí sin tener en cuenta que se trataba de una propiedad privada y no de un camino público, y tampoco exhibieron en ningún momento orden judicial alguna que los instruyera a llevar a cabo una acción de este tipo.

Afortunadamente el tema no pasó a mayores dado que desde la mañana se venía conversando con representantes de las empresas, con la idea de iniciar una instancia de diálogo en la que las partes expongan sus argumentos a lo largo de los días, pero sin que medie el conflicto que hasta ayer había en los campos de las dos familias y que se levantó alrededor de las seis de la tarde.

Arenas y Martín y Herrera aconsejaron a sus representados que dejaran sin efecto la medida de fuerza, y los campesinos estuvieron de acuerdo, considerando que hasta ahora nunca habían tenido la oportunidad de ser oídos por ninguna empresa, a pesar de ser familias radicadas en esos lugares desde hace cien años.

«Después de tanto luchar avanzamos. Estamos conformes porque se logró algo que hasta ahora parecía imposible, que es esta instancia de diálogo. Nunca quisieron dialogar con nosotros y nuestros reclamos no eran oídos», dijo ayer Blanca Morales.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios