Lo que les espera

A diferencia de elecciones pasadas en Francia, que estuvieron dominadas por una cuestión central, las de 2007 se ven inundadas por diversos temas económicos y sociales que el futuro presidente deberá resolver, pero sobre todo, los electores se preguntan por la forma en que este ejercerá el poder.

Tanto Sarkozy, Royal, como el «tercer hombre» de la campaña, el centrista François Bayrou, se han esforzado en definir una nueva imagen de Francia y de Estado y en dar soluciones a los problemas que más angustian a los ciudadanos, como la recuperación de la identidad nacional, hoy seriamente amenazada por una inmigración descontrolada. También integran la agenda de prioridades el desempleo y el poder adquisitivo.

Aunque de pasada, los candidatos se refirieron en esta campaña además al futuro de la Constitución Europea, estancada por el «no» de los franceses y de los holandeses en sendos referéndums celebrados en 2005.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora