Los chicos están grandes

Se terminó la aventura continental para Boca. La inclusión de los juveniles en el comienzo de la competencia, comenzó casi por necesidad pero los resultados se fueron dando y el Boca versión ´muletto copero´ ganó su propio espacio.

La prueba de fuego fue ante el último campeón de la Libertadores, la Liga de Quito. En La Bombonera para la ida, los pibes se consagraron al golear al actual titular de América 4-0.

El 1-1 logrado en la altura ecuatoriana, después de estar en ventaja, le dio crédito a los juveniles ante los ojos de Ischia: ellos se podían hacer cargo del frente copero, mientras los ´mayores´ buscaban recuperar terreno en el Apertura, como finalmente sucedió. Los titulares, sin doble desgaste, lograron volver a poner al equipo en la cima. El DT volvió a confiar en ellos para la serie ante Inter. La derrota en la ida por 2-0 fue algo ´mentirosa´. Boca pudo haberse traído un mejor resultado de Porto Alegre. Pero no lo hizo, y ayer le costó caro, la juvenil defensa no mostró la misma solidez que ante los ecuatorianos.

Ahora Boca atenderá sólo el frente doméstico, la peor noticia para sus competidores directos en la lucha por el título del Apertura.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios