“Los dos escenarios posibles son hiperrecesión o megadevaluación”

Es uno de los máximos exponentes de la región en materia económica y referente en el ámbito académico, poseedor de una mirada profundamente crítica en cuanto a la dinámica de la actual gestión económica. En diálogo con “Pulso”, el economista Pablo Ala Rue compartió su perspectiva en relación a la coyuntura de la economía nacional.

PREGUNTA- ¿Qué sensaciones le deja lo acontecido durante los últimos tres meses?

RESPUESTA- Lo que uno observa es que no hay ninguna perspectiva de reversión de este proceso. Las inversiones no se concretan. Por la vía de las exportaciones hay un deterioro creciente y además ya se sabe que por más que el dólar haya mejorado eso no va a generar una mejora de las exportaciones significativa, a lo sumo va a mejorar la balanza comercial por una reducción de las importaciones. Y sigue la depresión del consumo que representa el grueso de la demanda. Todo indica que el proceso se va a profundizar.

P- ¿Qué opinión tiene de la gestión económica?

R- A mí me resulta difícil reconstruir la lógica de la política económica, porque miro la economía desde otro paradigma. Pero si la idea es la que el gobierno trasmite, respecto a que el ordenamiento macro económico o la reducción del gasto van a generar un rebote en el nivel de actividad vía inversión, eso parece por lo menos ingenuo. Y además insuficiente, porque si no hay acompañamiento del consumo, la inversión no es suficiente como para traccionar ningún proceso de crecimiento. Por otra parte, ya está en marcha una fuerte retracción de la inversión publica, con lo cual es difícil entender por donde pasaría el rebote virtuoso.

P- ¿Qué opina de la premisa que señala a la ecuación fiscal como la raíz de todos los males?

R- La situación fiscal general durante este gobierno, no solo que no mejoró, sino que empeoró. La mejora marginal en relación al gastó, se ‘más que compensó’ con las erogaciones financieras y los servicios de la deuda.

P- ¿Puede detenerse el deterioro?

R- Por este camino, la situación es crecientemente peor. La restricción externa que es histórica en Argentina, y el estrangulamiento externo que es nuestra nota distintiva desde hace décadas, no recibe ninguna respuesta desde el sistema productivo, porque tampoco hay en paralelo ningún proceso de sustitución de importaciones o de fomento de las exportaciones, o alguna política industrial que permita pensar que en un futuro cercano nosotros vamos a tener mayor capacidad de repago vía exportaciones, de la deuda creciente.

P- ¿Es adecuado el grado de apertura económica aplicado por el gobierno?

R- No, todo lo contrario.

P- ¿Por qué?

R- Si se parte de la base de que el problema estructural es la restricción externa, es necesario administrar el factor escaso, que son las divisas. Eso implica orientar las divisas a la inversión, a la compra de insumos, de maquinarias, obligatoriedad en la liquidación de las exportaciones, reducir el acceso por vía del atesoramiento, restricción a la libre movilidad de capitales. Políticas que permitan al Estado hacerse de las divisas necesarias.

P- ¿Existe una necesidad vernácula de extrapolar modelos económicos ideados para otro contexto?

R- Sucede que no solo nuestra realidad es diferente, sino que en muchos casos es falso que esas mismas políticas se apliquen en los países centrales en los que fueron ideados los modelos. El caso más claro es el del comercio internacional, donde históricamente se exige la liberalización de los productos en los que existe competitividad de los países desarrollados, y se mantienen los niveles de protección en aquellos productos donde países como Argentina tiene mayor competitividad. Lo mismo sucede en cuanto al déficit fiscal. Se le exige equilibrio fiscal a la Argentina, mientras que la mayoría de los países centrales mantiene un déficit fiscal muy alto.

P- ¿Hay un tipo de modelo que se impone mediáticamente?

R- Hay como una instalación de un discurso de política económica desde la “racionalidad”, que la sociedad absorbe, pero que a la vez no logra mostrar resultados positivos en ningún otro lugar.

P- El gobierno y la mayoría de los economistas insisten en que la inflación es un flagelo netamente monetario, ¿qué opina?

R- El problema monetario, es derivado de la inflación, y no al revés. Los procesos inflacionarios son mucho más estructurales en la Argentina, y eso genera correspondencias en el plano monetario que acompañan esos procesos, para no generar estas estampidas de tasa de interés que estamos observando. Asignarle a la inflación un origen solamente monetario, es subestimar un problema mucho más complejo, y los resultados están a la vista.

P- ¿Dónde desemboca la crisis financiera datada en los últimos tres meses?

R- No soy para nada optimista. Creo que hay dos escenarios probables. El primero es marchar a una hiperrecesión. Ese será el resultado si se sigue sosteniendo la situación en base a aumento de tasas y de encajes bancarios, a reducción del circulante,
a compresión de la demanda y aumento de tarifas. El segundo camino, que también desembocaría en una fuerte crisis, es que aun con todas esas herramientas monetarias no se logre controlar el dólar y haya una devaluación muy significativa, que es la forma en que siempre se resolvieron las cosas cuando no hubo administración del tipo de cambio.

Perfil

Pablo Ala Rue

Pulso Entrevista: Pablo Ala Rue, economista

Datos

Pablo Ala Rue es originario de Buenos Aires y reside en la zona desde 1997.
Es licenciado en Economía y graduado en Administración Financiera del Sector Público.
Exdecano y docente de la Facultad de Economía y Administración de la UNC.
Director de la filial Comahue de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera (ASAP).

Temas

Economía
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora