Los subsidios suben ya al 40% y suman casi $ 40.000 millones

En los primeros cinco meses del año la importación de combustibles, principal ítem, creció casi un 80%.

Archivo

BUENOS AIRES.- Los subsidios del Estado nacional a sectores económicos alcanzaron en los primeros cinco meses del año casi 40.000 millones de pesos, con un aumento del 39,6% respecto del mismo período del año anterior, de acuerdo con lo informado ayer por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). El incremento de los subsidios obedeció principalmente a la importación de combustible, ya que los fondos destinados al sector energético tuvieron un alza del 79,6%, añadió la entidad en su último informe mensual. Por el contrario, los subsidios al Transporte tuvieron una baja del 17,8%, debido a las bajas en fondos para el autotransporte (-51,3%) y a Aerolíneas Argentinas (-12,2%). El 39,6% de incremento de los subsidios en el período enero-mayo del 2013 fue en términos monetarios de 11.225 millones de pesos, superior al observado en el mismo período de 2012 (+ 29 %) y en el acumulado del 2012 (+ 21%). La suba se explica, principalmente, por lo destinado al sector energético, dado que en los cinco primeros meses del 2013 recibió transferencias por un total de 25.818,3 millones de pesos, casi un 80% más que en el mismo período del 2012 (+ 11.439 millones de pesos). Según la ASAP, “los subsidios energéticos se concentraron en la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) y en la Empresa Energía Argentina SA (Enarsa), la que, entre otros fines, tiene a su cargo la compra de combustible importado (gas) para el abastecimiento del mercado interno”. Entre esas dos compañías se distribuye el 90% de los subsidios a la energía y en términos de variación interanual, Cammesa registra un aumento del 112%, mientras que en el caso de Enarsa la variación es del orden del 61,8%. Le siguen en importancia las asignaciones al transporte, sector que demandó en el período bajo análisis un monto de 8.791,7 millones de pesos, con una merma del 17,8% interanual. En este sector, los principales destinos fueron para compensar los costos de las empresas de servicios de transporte público automotor de pasajeros de carácter urbano e interurbano, así como transferencias para gastos de explotación y de inversión a favor de los concesionarios ferroviarios del área metropolitana, Aerolíneas Argentinas y del Ferrocarril General Belgrano. Con una incidencia menor, aunque también con un impulso elevado, las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía demandaron 4.450,2 millones de pesos, con una suba del 64,1%. (DyN)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios