«Manu» Ginóbili y «Pepe» Sánchez se cruzan en la final de la Euroliga

Ginóbili fue elegido para el quinteto ideal de la competencia.

, el torneo mas importante a nivel de clubes después de la NBA.

El encuentro se jugará en el estadio «PallaMalaguti» de la ciudad de Bologna y perteneciente al Kinder, que buscará aprovechar la localía y su condición de candidato para lograr el bicampeonato continental ante el duro y poderoso equipo griego.

Ginóbili y Sánchez, ambos nacidos en Bahía Blanca hace 24 y 25 años respectivamente, son amigos desde los seis años e inclusive compartieron equipo a los 12 en el club barrial Bahiense del Norte (de donde salieron varios de los principales protagonistas del básquetbol argentino) y son piezas importantes en el selccionado nacional.

Ginóbili, quien en la edición anterior fue elegido como el mejor jugador de la serie final (MVP), ayer resultó elegido en el quinteto ideal del torneo junto al estadounidense Tyrus Edney (Benetton Treviso) al yugoslavo Marko Jaric (Kinder), el serbio Dejan Bodiroga (Panathinaikos) y al yugoslavo Dejan Tomasevic (TAU Cerámica).

En la final se encontrarán dos rivales que han adquirido cierta rivalidad por los enfrentamientos de los últimos tiempos y protagonistas de todas las competencias que disputan.

Por ejemplo los boloñeses alcanzaron su quinta final europea en distintos torneos en los últimos cinco años, mientras que el Panathinaikos arribo a su quinta en el mismo lapso de tiempo.

El Kinder se alzó con la Liga Europea en 1998 con la presencia de Hugo Sconochini, luego perdió la final siguiente con el Zalgiris Kaunas, otro subcampeonato mas ante el AEK Atenas en la Copa Saporta del 2000 y la Euroliga que logró frente al TAU Cerámica hace doce meses atrás y que defenderá ante los griegos.

Sin embargo, ni el Panathinaikos ni su entrenador, el yugoslavo Zeljko Obradovic, se quedan detras del Kinder y Messina en cuanto a logros. El equipo griego se volvió asiduo a las finales europeas.

El Panathinaikos ganó la Euroliga del 2000 cuando se jugó en la ciudad griega de Salónica frente al Maccabi, verdugo de los atenienses en la Suproliga 2001 y ahora víctima de éstos en las semifinales del ayer.

El Kinder accedió a la final tras vencer al Benetton Treviso de Marcelo Nicola por 90-82 con 14 puntos y 8 rebotes de Ginóbili, quien tuvo una actuación regular, pero como es costumbre realizó un par de jugadas espectaculares con su sello.

Mientras que los griegos tuvieron que batallar duro para dejar atras al Maccabi Tel Aviv por 83-75. ÔPepeÔ Sánchez no anotó pero colaboró con acierto en el traslado del balón.

En tanto que el entrenador del Panathinaikos, el yugoslavo Zeljko Obradovic, a los 42 años buscará lograr su quinta corona europea, ya que la alcanzó con el Partizan de Yugoslavia (1994), Joventut Badalona de España (1996) y Real Madrid (1997 y 2000). El dato adquiere mayor relevancia al comprobar que Obradovic, ex entrenador del seleccionado yugoslavo, empezó a entrenar en 1992, hace sólo diez años y está a punto de alcanzar la cúspide de los entrenadores europeos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios