Maradona y su carrera como entrenador

Diego Maradona fue contratado por Gimnasia de La Plata, en lo que representa su regreso al fútbol argentino. El 10 dirigió a Mandiyú y Racing en el 94′ y 95′. Luego fue DT de la selección entre 2008 y 2010, donde disputó el Mundial de Sudáfrica quedando eliminado en cuartos de final.

En el epílogo de su carrera como futbolista, luego de haber participado del Mundial 94′, donde lo sancionaron por doping, se dedicó a dirigir.

En dupla con Carlos Fren, asumió en Mandiyú de Corrientes. Su primer partido lo dirigió desde la tribuna dado que no tenía el título. En total estuvo 12 partidos con saldo negativo: ganó 1 partido, empató 6 y perdió 5, con un 25% de efectividad.

Para comienzo del 95′ lo contrató Racing, también compartiendo banco con Fren. Tampoco le fue bien, porque la cosecha de puntos fue magra: 2 triunfos, 6 empates y 3 derrotas. Luego de esa aventura, volvió a jugar en Boca hasta que se retiró en 1997.

La etapa en Racing.

Luego de atravesar años complicados con problemas por su adicción a las drogas y el sobrepeso, Maradona vivió sus mejores años desde 2004, donde se lo vio activo y lúcido, sin abandonar su verborragia. Incluso llegó a tener un programa de televisión al que asistieron las principales figuras del deporte y el espectáculo.

En 2008, la salida de Alfio Basile entre rumores de »cama» y una derrota en Chile por eliminatorias, derivó en la llegada de Maradona. Pese a estar enemistado con Julio Grondona, tomó el cargo y su registro numérico fue asombroso.

Diego recorrió el país con la selección local jugando amistosos ante equipos de menor jerarquía. En ese contexto visitó la Visera para entrenar y su equipo jugó en el Coloso del Ruca Quimey, donde goleó a Haití.

El camino a Sudáfrica fue duro y se clasificó en forma milagrosa con un gol de Palermo a Perú.

Ya en el Mundial, el equipo mostró buenas señales en primera fase, pero no jugó bien con México pese a la victoria en octavos y Alemania le dio un baño de realidad con un 4-0 lapidario.

A mediados de 2011 agarró el Al Wasl de Emiratos Árabes. Sacó 11 triunfos, 3 igualdades y 9 caídas. La efectividad de su ciclo fue del 52%.

Cinco años después, en la B del mismo país, tomó las riendas de Al-Fujairah por 11 partidos. Ganó 7, empató 3 y perdió 1. 

Entre 2018 y 2019 hizo grandes campañas con Dorados de Sinaloa, en la segunda de México. Agarró al equipo en puestos de descenso y llegó a dos finales, pero quedó en la puerta del objetivo. Allí dirigió 35 partidos, con 18 victorias, 10 empates y 7 caídas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora