Marisleysis afirmó que la foto del pequeño con su padre no es actual

WASHINGTON (EFE).- Una emocionada Marisleysis González denunció ayer desde el Capitolio la forma en que el gobierno de EE. UU. le arrebató a Elián González y afirmó que la foto divulgada como prueba del feliz reencuentro del niño con su padre no es actual.

Marisleysis González, prima de Elián que ha ejercido como segunda madre del niño balsero cubano desde que fue rescatado del mar el 25 de noviembre de 1999, aseguró que ella le había arreglado el pelo pocos días antes y lo tenía muy corto, como demuestran las fotografías tomadas el sábado durante el asalto a la casa de Miami donde vivía.

Sin embargo, argumentó Marisleysis entre lágrimas, la foto del reencuentro tomada, según información oficial, por un agente federal, muestra a un Elián con el pelo más largo y algunos rizos cayendo sobre su frente.

«No dejen que el gobierno de los Estados Unidos, que el presidente Bill Clinton y Janet Reno les mientan como han mentido a mi familia», advirtió la joven de 21 años, quien pidió al presidente estadounidense y su fiscal general que «me expliquen cara a cara por qué han hecho esto».

En una conferencia de prensa organizada por el senador Bob Smith, Marisleysis, presentada por ese legislador republicano como «una heroína», recalcó que ella, que ha vivido cinco meses con el niño, sabe «que él no puede estar sin mí» y subrayó que tiene miedo de que algo le pueda pasar al menor.

«Pido, y creo que tengo derecho, ver a ese niño», dijo la prima de Elián, quien insistió en que «el niño no está bien».

Entre sollozos, la joven destacó que su familia «nunca pensó que esto ocurriría», y criticó duramente a Reno por enviar agentes federales armados para sacar de un domicilio familiar a un niño de seis años.

«Aterrorizó a Elián y a los demás niños que se encontraban en la casa», denunció, antes de ridiculizar cómo la fiscal general había indicado que el niño, poco después del asalto, estaba contento y entretenido con unos juguetes que le dieron.

Blandiendo la foto del agente esgrimiendo un fusil frente al niño, Marisleysis espetó a Reno: «¿Este es el tipo de juguetes que usted le ha entregado?».

También recordó que durante el asalto hubo fuerza y violencia y dirigiéndose al padre del menor, Juan Miguel González, todavía con la fotografía en la mano, preguntó: «¿Dónde está el padre que no ha podido prevenir que le ocurra esto a su hijo?».

En la conferencia de prensa habló también el pescador que rescató al niño del mar, Donato Dalrymple, quien explicó el pavor y la angustia que vivió el menor durante el asalto y cómo, agarrado a él, gritaba, «qué pasa, qué pasa».

Dalrymple hizo hincapié en que la de Lázaro González es la más «amorosa familia» en la que el niño podría haber estado.

Lázaro González indicó que desde que el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) les entregó a Elián en noviembre, se dedicaron a darle «felicidad, libertad, escuela, cariño amigos y una familia».

Lázaro González, además, se preguntó por qué el niño entró a la base aérea Andrews con la cabeza cubierta. «Ahí no vimos su sonrisa», recalcó, al pedir a los medios de comunicación que reclamen tener acceso al niño.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora