Más operativos para mejorar la seguridad en Río

Más de 1000 policías ocuparon favelas ubicadas en los accesos a la ciudad y cerca del aeropuerto de la ciudad. Según un estudio desde que comenzaron estos operativos en la ciudad cayó la tass de homicidios.

Más de 1.300 policías y unos 200 militares con apoyo de blindados de la Marina entraron el domingo de madrugada en el complejo de favelas de Cajú y Barreira do Vasco, en poder del narcotráfico y ubicadas en los accesos a la ciudad y cerca del aeropuerto internacional de Rio de Janeiro, constató la AFP. A las 04h55 local (07h55 GMT), protegidos desde el aire por un helicóptero, miembros del temido batallón de operaciones de la policía militar (Bope) se abrían paso en la oscuridad entre las intricadas callejuelas de estas favelas, situadas también cerca de las vías del tren y en la zona portuaria al norte de Rio, y hogar de más de 20.000 personas. La operación forma parte de la estrategia iniciada en 2008 por las autoridades para mejorar la seguridad en Rio, una de las sedes del Mundial de fútbol 2014 y que acogerá los Juegos Olímpicos en 2016. “Me parece bien. Espero que tengamos más seguridad” tras la entrada de la policía a esta zona que durante décadas fue feudo de narcos, dijo a la AFP una habitante de Cajú de 77 años que no quiso identificarse por temor a represalias, y que dialogó luego con policías. En la operación de Cajú participan 1.300 hombres del Bope y otros grupos de élite policial, unos 200 fusileros navales y 17 blindados de la Marina, precisó la secretaría de Seguridad del estado de Rio en un comunicado. Unos 200 policías civiles ocuparon de manera simultánea la favela vecina de Barreira do Vasco, donde permanecerán “por lo menos durante tres días”, agregó. “La ocupación policial para (instalar) la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) de Cajú beneficiará a más de 20.000 habitantes (…) Su reconquista es importante para la sociedad y para Rio”, aseguró la secretaría de Seguridad. Las autoridades pidieron “colaboración de los habitantes en la denuncia de criminales, escondites y locales donde puedan haber guardado armas, drogas u objetos robados”, y dijeron que todos los habitantes deben circular por las calles con identificación. Desde el sábado, patrullas de policía se apostaron en los diferentes accesos a las favelas para inspeccionar autos y frustrar la huida de narcos, que días antes de estas ocupaciones suelen huir hacia otras favelas. La ocupación de Cajú es un primer paso para ocupar el violento Complexo da Maré, controlado por bandas enfrentadas del narcotráfico -Comando Vermelho (CV) y Terceiro Comando- y por una milicia parapolicial. El Maré está formado por unas 15 favelas con 75.000 habitantes, y también se encuentra cerca de las principales autopistas de la ciudad. “La proximidad con el aeropuerto hace inevitable que el gobierno ocupe esa región, la idea de proteger las vías principales tiene que llevar a la pacificación de Maré”, dijo a la AFP Ignacio Cano, profesor del Laboratorio de la Violencia de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ). Después de la ocupación, las autoridades iniciarán el proceso para la instalación en Cajú de una UPP, con policías entrenados especialmente para convivir con habitantes de esta comunidad, tal como han hecho en varias otras favelas después de su reconquista. En anticipación de la ocupación de Maré, las ONGs Amnistía Internacional, Redes da Maré y el Observatorio de Favelas lanzaron la campaña ciudadana “Somos de Maré y tenemos derechos”, para “prevenir abusos” de la policía. Hasta ahora, las autoridades han instalado 30 UPP con más de 8.000 efectivos, que aseguran protegen a más de un millón de personas del total de dos millones que vive en favelas. Para 2014, la meta de las autoridades es tener 40 UPP en las favelas de Rio. La violencia ha disminuido en Rio desde la reconquista de las favelas. En el primer semestre de 2012 la tasa de homicidios cayó a 10,9 cada 100.000 habitantes (contra 36,2 tres años antes), según el estudio Mapa de la Violencia 2012 divulgado en diciembre. Agencia AFP

BRASIL


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios