Masiva protesta estatal con incidentes en Viedma

Unas 2.500 personas participaron de una de las más nutridas marchas. Hubo golpes de puño, huevazos, vidrios rotos y destrozos varios. Reclamaron por los sueldos. "No hay plata", fue la respuesta.



VIEDMA (AV)- Unas 2.500 personas marcharon ayer en Viedma. Hubo golpes de puño entre manifestantes y policías, huevazos, vidrios rotos, quema de expedientes y el ingreso forzado a Tribunales y al Ministerio de Economía.

En este último organismo el grupo de manifestantes que logró acceder al edificio fue finalmente recibido por el secretario de Hacienda, Pablo Federico Verani, quien no brindó una respuesta alentadora. Señaló a los dirigentes de la Unter que los estatales que aún no cobraron tendrán que esperar hasta la semana próxima, respuesta que generó insultos y encendidas protestas ante el corte de servicios que muchos han sufrido.

El reclamo tuvo el objetivo de buscar respuestas ante la crisis que afecta no sólo los salarios estatales sino la obra social, los hospitales, el comercio y la economía en general.

Unos 500 docentes arribaron a esta capital desde distintas localidades del interior como Conesa, Sierra Grande, Valcheta, Villa Regina, Catriel, Roca y Cipolletti. En Viedma fue importante la movilización de docentes, universitarios, hospitalarios, ATE, municipales, jubilados, comerciantes, representantes de los Colegios Médico y Farmacéuticos, bancarios, judiciales, estatales en general, legisladores y del Consejo Asesor Indígena.

Luego de más de una hora de reunión con el contador Verani, el secretario General de la Unter, Aurelio Vázquez, sintetizó la respuesta ofrecida por el funcionario en que “mañana no cobrarán los que aún no percibieron setiembre porque no hay plata, que el lunes no se sabe y no hay ninguna garantía que la semana próxima puedan cancelar setiembre. Ni soñar octubre”.

Aún restan cobrar un 20% de los docentes, los judiciales, retirados del decreto 7, Tribunal de Cuentas, legisladores y funcionarios.

Algunos manifestantes protestaron por la decisión de la conducción de dejar el edificio de Economía. El exsecretario General del gremio docente, Daniel Gómez, participó de la marcha y se abrazó con Vázquez cuando todo terminó.

En el final de la marcha cuando la columna avanzó frente al Banco Patagonia y un grupo numeroso incluido Vázquez y otros dirigentes docentes corrió hacia Economía, a escasos metros, la movilización se dispersó reduciéndose a unas 300 personas en su mayoría docentes. Apedrearon vidrios y midieron fuerzas con los policías que custodiaban la puerta de ingreso al Ministerio y finalmente lograron entrar por una ventana, quemaron expedientes y forzaron una entrevista con el secretario de Hacienda luego de reclamar la presencia del gobernador, los ministros Rodríguez, Ana Mázzaro y un juez. Antes habían arrojado huevos contra la sede del Colegio de Abogados de Viedma ante un comentario que allí se encontraban reunidos los jueces del STJ.

Las refriegas se dieron apenas comenzó la marcha frente a Tribunales. Un cartel que anunciaba suspensión de términos y atención al público por ayer y hoy impidió el ingreso del personal en la mañana temprano. Las puertas estaban cerradas y había una importante custodia policial.

Los docentes pidieron ingresar para entregar el recurso extraordinario federal (ver a parte) y como no se les permitió lo hicieron por la fuerza, previos golpes de puño y empujones con la Policía. En el interior del edificio se pudo observar una manguera de agua desplegada para persuadir a los estatales en el caso que intentaran ingresar masivamente. El juez penal Jorge Bustamante los atendió y acompañó hasta el Superior Tribunal de Justicia donde el secretario Ezequiel Lozada recibió la presentación amarillenta por haber sido también alcanzada por los huevos.

Anoche el gobierno anunció la cancelación de una reunión pactada para hoy a las 11 con los representantes de los gremios estatales, aunque puso especial énfasis en cuestionar al dirigente Aurelio Vázquez. El titular de Unter anticipó que no iba a asistir al encuentro.

Contra el fallo del STJ

VIEDMA (AV)- La Unter presentó ayer ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) un recurso extraordinario federal para llegar a la Corte de Justicia contra el fallo del máximo órgano judicial que convalidó la poda salarial que en los años 96/97 promovió el Poder Ejecutivo provincial.

La presentación insiste en que “en Río Negro existe una reducción confiscatoria” de los salarios, y advierte que si bien la Corte Suprema no fijó en forma “definitiva e inamovible” un porcentaje por encima del cual toda afectación salarial resulte confiscatoria “dio pautas precisas al respecto”.

En ese sentido, la apelación sostiene que “la restricción que impone el Estado al ejercicio normal de los derechos patrimoniales debe ser razonable y limitada en el tiempo”.

Agrega que debe ser “un remedio y no una mutación en la sustancia o esencia del derecho adquirido por sentencia o contrato, y está sometida al control jurisdiccional de constitucionalidad, toda vez que la emergencia, a diferencia del Estado de Sitio, no suspende las garantías constitucionales”.

Los peticionantes advirtieron que “se alteró la sustancia del contrato de empleo público” poniendo como ejemplo que en remuneraciones muy inferiores a las necesarias para cubrir el costo de la canasta familiar -menores a 400 pesos, el Estado sustrajo sumas del 10%, en tanto que en salarios del orden de 1.000 pesos la provincia le podó sumas equivalentes al 25%”.

Consideraron que “no se trata de afectaciones sensibles o razonables sino de importantes podas que superan los niveles de confiscatoriedad, mucho más cuando uno compara los porcentajes aplicables con los montos a los cuales resultan aplicables”.

También observaron que la provincia ofreció en una audiencia de conciliación convocada por el STJ la devolución de la totalidad de los descuentos que superaran el 20%.


Comentarios


Masiva protesta estatal con incidentes en Viedma