Metatambó: señales, improvisación y percusión con rimo local

El ensamble de percusión roquense de improvisación por señas se presenta hoy junto a Kurucuchá y Enclave.

Facundo Catalán es el padre de la criatura que todos los lunes ofrece ritmo y baile.

Kale Nat

Metatambó: señales, improvisación y percusión con rimo local

El ensamble roquense te cuenta de qué se trata esta interesante experiencia. Esta noche se presenta junto a Kurucuchá y los bahienses de Enclave.

Quién dijo que los lunes son aburridos? Al menos en Roca, hay una buena razón para que no lo sean: los MetaLunes, los shows en clave de ensayos abiertos que propone Metatambó, el interesante ensamble de percusión e improvisación por señas creado por Facundo Catalán.

Esta vez, el MetaLunes se adelanta un día y toma la forma de fiesta porque esta noche, desde las 22, el grupo propone una MetaFiesta, junto a los también locales de Kurucuchá y Enclave, de Bahía Blanca. Será, como también ocurre cada lunes, en Av. Roca y Brasil.

Planteado como un ensayo abierto devenido espectáculo, los lunes de Metatambó, cada tanto se convierte algo más que eso: “ Es nuestra segunda fiesta, un momento de encuentro con otros grupos”, nos dice Facundo Catalán, sobre lo que ocurrirá esta noche.

“Vamos a tener a Kurucuchá, un grupo de candombe canción con un cantante, hacen un candombe con letra, melodía y armonía, además del trabajo rítmico de los tambores. El otro invitado es Enclave, un conjunto de percusión con lenguaje por señas de Bahía Blanca. Queremos mostrar cómo el trabajo de improvisación por señas toma sonoridades y matices tan diferentes de un grupo a otro”.

Para saber qué es Metatambó, qué es y cómo funciona un ensamble de improvisación por señas, le preguntamos al propio Facundo, inquieto percusionista de la ciudad.

P- ¿Cómo funciona la percusión por señas?

R- Trabaja sobre la improvisación que coordina un director a través de señas y gestos que los músicos conocen y que va componiendo la música en tiempo real con el aporte de los intérpretes y de la coordinación que el director le va dando para que esa improvisación tenga una forma y una estructura musical.

P- ¿Cuánto es improvisación y cuánto de esas señas están codificadas?

R- Hay un elemento básico que es totalmente improvisado resuelto por cada músico en el momento, después hay una cantidad de señas que indican ritmos y figuras musicales específicas. Es un lenguaje bastante amplio que va de lo general a lo específico.

P- ¿Están codificadas las señas?

R- Santiago Vázquez, uno de los creadores de La Bomba de Tiempo (ver aparte), empezó con este sistema hace ya unos doce años. Lo hizo con un grupo de músicos que luego formaron La Bomba… Después de unos años armó un manual con una determinada cantidad de señas y que se puede tomar como punto de partida para el trabajo de los conjuntos de percusión como Metatambó. Es un manual que siempre está abierto al aporte de cada ensamble, músico o director. No es un método acabado. Nosotros arrancamos con las señas del manual y después pautamos algunas llamadas o temas, que son ritmos preestablecidos que aprenden y estudian en los ensayos.

P- ¿Qué lo hace particular a cada conjunto?

R- Pasa mucho por la impronta de los músicos que conforman el ensamble y por la impronta de cada director. De hecho, un ensamble suena muy diferente cuando lo dirigen uno u otro director. Metatambó se caracteriza por tener muy variadas influencias de parte de sus músicos. Hay quienes vienen de la percusión más clásica, otros con una formación más popular, formados por nosotros mismos en los talleres de percusión y otros que ni siquiera se dedica a la música pero lo gusta y está estudiando y trae aportes muy diferentes al resto. Así surge la identidad de Metatambó, del trabajo de un grupo de alumnos que hoy ya está como profesionalizada y con una mirada estética y artística propia.

P- Para qué lado lo llevás vos a Metatambó y para qué lado lo lleva Emiliano?

R- Uff, qué buena pregunta (risas). Yo siento que manejo algunas estructuras un poco más graves, más amplias en el sentido de pensar una batería de señas de una secuencia que va a pasar y Emi es más explosivo, más de resolver con el golpe de efecto. Lo mío es más analítico y lo de él va más a la descarga.

P- ¿Qué tipo de música genera Metatambó, respecto de otras formaciones de improvisación?

R- Algo que es común a todos estos ensambles es que surgen de un híbrido de instrumentos, combinan los zurdos del samba brasileño, los tamboriles del candombe uruguayo, las congas de la percusión afrocubana, el djembé que es africano, algunos otros accesorios de música latina. Metatambó, puntualmente, termina sonando mucho más rítmico que temático, apunta a lo bailable. Siempre tenemos bloques de música latina, también de música electrónica con el aporte de los graves. Otros bloques que suenan más a música afro en algunos casos y más folclórico en otros.

P- ¿Agregan otros instrumentos o voces?

R- En el ciclo de los MetaLunes invitamos guitarristas, flautistas, cantantes… Con ellos empiezan a surgir otras sonoridades en el grupo.

P- ¿Cómo funciona lo de los lunes?

R- Surge como una necesidad porque funcionan como ensayos abiertos. Es el momento en que todos nos podemos juntar. Y queríamos que sea un día no habitual de espectáculos. También es algo que tomamos de La Bomba del Tiempo. Ellos también funcionan los lunes. Le ha servido mucho al grupo porque estamos tocando una vez por semana.

MetaFiesta

Lo que tenés que saber

El show: Metatambó (Roca) + Kurucuchá (Roca) + Enclave (Bahía Blanca).

Día y hora: esta noche desde las 22.

Lugar: Distrito CC (Av. Roca y Brasil), de Roca.

Entradas: anticipadas $ 100 y $ 130 en puerta.

Puntos de venta: boletería
de Distrito CC, en el Facebook de Metatambó o al 15424-2270.

La Bomba de Tiempo:

el origen de todo

La Bomba de Tiempo fue creada en 2006 por Santiago Vázquez con la idea de poner en práctica por primera vez su lenguaje de dirección de Ritmo con Señas. El objetivo del grupo desde su fundación fue explotar al máximo el recurso del ritmo para producir una música potente y bailable que pudiera representar genuinamente, a través de la improvisación, las influencias de todos sus integrantes y la cultura multifacética de los habitantes de Buenos Aires.

¿Cómo funciona? Ellos lo explican: “Los músicos se lanzan a tocar sin saber lo que harán sus compañeros. El director va tomando elementos y pidiendo mediante las señas que se imiten o complementen de diversas maneras, que memoricen una parte para usarla más adelante o que cambien abruptamente de ritmo”.

En 2014, Santiago Vázquez dejó la dirección del grupo que actualmente está dirigido en forma rotativa por sus integrantes.

El grupo toca todos los lunes desde entonces en la Ciudad Cultural Konex, de Buenos Aires, en forma ininterrumpida, convocando a una audiencia de alrededor de 1500 personas cada semana. En todo este tiempo recibió a cientos de músicos invitados argentinos y extranjeros de todos los estilos que se sumaron a improvisar con ellos: Calle 13, Café Tacuba, Rubén Rada, Liliana Harrero, Paulinho Moska, Pedro Aznar, Kevin Johansen, Jorge Drexler, Hugo Fattoruso, Lisandro Aristimuño, Gustavo Cordera, Nano Stern, Jarabe de Palo, Los Pericos, entre otros.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora