Mil chicos esperan un hogar

Según datos oficiales y de organizaciones no gubernamentales, en Argentina hay más de mil chicos a quienes se les esfuma la infancia entera en un hogar de tránsito o en una institución a la espera de una familia que los cuente entre los suyos. Son menores cuya adopción ha sido resuelta por el juez, pero no tienen la suerte de que alguien los elija.

La contradicción se instala, escribía días atrás la prensa nacional. Por un lado, miles de padres esperando adoptar un hijo; por otro, miles de chicos esperando un padre que los adopte. ¿Por qué el desencuentro?

La Fundación Prohijar aproxima una respuesta: "son más de mil los chicos que esperan ser adoptados en nuestro país. ¿Por qué nadie los quiere? Porque son "grandes" (tienen entre uno y 16 años), porque padecen alguna enfermedad leve o severa o porque tienen hermanos y deben ser adoptados todos juntos".

"Nosotros tenemos 320 chicos en esta situación. Son menores cuyo abandono ha sido probado y que, por orden del juez, ya están en condiciones de ser adoptados. Ahora están alojados en institutos de menores, hogares convivenciales o a cargo de familias que los alojan transitoriamente", ha dicho Norma Garbarini, directora de Tratamiento Familiar del Consejo del Menor y la Familia. "Cuando las familias vienen a las entrevistas de adopción les explicamos que hay chicos más grandes, o grupos de hermanos en estado de adopción que pueden ser otorgados en tiempos muy breves. Pero la mayoría de las parejas quiere bebés, y está bien que sigan su deseo, pero para nosotros la prioridad es el deseo del chico. Para el Consejo, el niño está primero".

Nota asociada: Familias en adopción se agrupan para fortalecer las vías legales

Nota asociada: Familias en adopción se agrupan para fortalecer las vías legales


Comentarios


Mil chicos esperan un hogar