Monedas de China y EE.UU. en la mira del G20

Antes de la cumbre, Lula les pidió “equilibrio”.

Los países emergentes temen que las tensiones frenen la recuperación.

BRASILIA, Brasil /SEÚL, Corea del sur (DPA/AFP) – Las recientes medidas de EE.UU. para revitalizar su economía, que debilitaron al dólar, y la situación de la moneda china en medio de versiones de “guerra de divisas, centrarán la atención de la cumbre del G20 en Corea del Sur que reunirá a las principales economía del mundo.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, anticipó ayer que demandará medidas para lograr un “equilibrio” en el conflicto por las divisas durante la Cumbre del G20 que se realizará esta semana en Seúl, y en la que participará acompañado por su “delfín” y sucesora electa, Dilma Rousseff.

En su programa radial semanal “Desayuno con el Presidente”, Lula sostuvo que la depreciación de las divisas de China y de Estados Unidos causa “desequilibrio”, y por ello consideró esencial que los países industrializados y emergentes que conforman el G20 acuerden medidas para revertir esta situación.

“Nosotros necesitamos volver a tener equilibrio. Por lo tanto, queremos discutir un compromiso de todos los países con la política cambiaria, que deje al mundo cómodo y a todos en igualdad de condiciones en la disputa comercial”, dijo.

Por otra parte, el mandatario afirmó que otro tema importante en la cumbre que se celebrará este jueves y viernes en la capital surcoreana será la reanudación del crecimiento económico tras la crisis financiera internacional de 2008. Según Lula, es importante estimular la recuperación de la economía principalmente en Estados Unidos y en la Unión Europea, donde “el mercado interno está debilitado”.

“Nosotros necesitamos dinamizar la economía. Y dinamizar la economía significa calentar el comercio; calentar el comercio significa no imponer trabas al libre comercio. Creo que este es un tema importante que vamos a discutir”, expresó.

El mandatario brasileño también anticipó que propondrá la adopción, en el ámbito del G20, de un instrumento de control del sistema financiero, para evitar movimientos especulativos “irresponsables” como los que resultaron en la crisis de 2008.

“Es necesario, como mínimo, que haya un instrumento multilateral que pueda fiscalizar… el sistema financiero mundial, para evitar especulación, sobre todo como la que ocurrió en el mercado de inmuebles estadounidense o en el mercado futuro, sobre todo de commodities”, expresó.

En el mismo sentido, el jefe de fila de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, criticó la infravaloración del dólar y estimó que las recientes medidas de estímulo económico de la Reserva Federal estadounidense presentaban “riesgos”. “El dólar respecto al euro no se encuentra en el nivel en el que debería estar”, declaró Juncker en Bruselas.

Las tasas de cambio “deben primero reflejar los datos fundamentales económicos” y “no deben dar lugar a comportamientos nacionales que se inspiran más en reflejos egoístas que en el sentimiento de que la comunidad internacional debería ocuparse de las inquietudes globales”, añadió.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios