Mujeres, clave para salvar la Tierra

En la planificación familiar, en la que el sexo femenino juega un papel fundamental, hay una salida para atenuar el explosivo crecimiento poblacional previsto para los próximos cincuenta años.

La raza humana está saqueando la Tierra a un ritmo insostenible, pero el creciente poder que las mujeres toman sobre su propio futuro podría salvar al planeta de la destrucción, dijeron el miércoles las Naciones Unidas.

«Aquí estamos al borde de un precipicio. Es una crisis de proporciones globales a la que se debe dar respuesta con alguna urgencia», dijo en rueda de prensa Alex Marshall, editor del informe anual para el 2001 del Fondo de Población de la ONU.

El reporte, «Footprints and Milestones: Population and Environmental Change» (Huellas e hitos: La población y el cambio ambiental), dijo tajante que más gente está usando más recursos de manera más intensiva que nunca antes. «Francamente me asustó mucho conjugar este reporte», dijo Marshall. Pero agregó que se avizora un rayo de luz en el hecho de que las mujeres están ganando la guerra para controlar su fertilidad y que por fin han captado la atención de los gobiernos y las grandes corporaciones.

«Uno de los mayores cambios es el creciente poder de grupos femeninos», dijo. «Casi el 60% de mujeres tiene ahora acceso a algún tipo de planificación familiar y aun si se excluye a China de las cifras todavía se tiene aproximadamente un 40%», explicó.

Su reporte detalla un sombrío panorama del planeta. Se proyecta que la población mundial, que en los últimos 40 años se duplicó a 6.100 millones, crecerá en un 50%, a 9.300 millones, dentro de otro medio siglo, con todo el crecimiento en naciones en desarrollo donde los recursos ya están sobreexigidos.

«Para el 2050, 4.200 millones de personas (más del 45% del total global) vivirán en países que no pueden satisfacer el requerimiento diario de 50 litros de agua potable por persona para satisfacer sus necesidades básicas», dijo el reporte. El agua se está usando y contaminando a un ritmo catastrófico, dijo.

En la actualidad, el uso de agua dulce alcanza anualmente al 54% de las suministros disponibles, con dos tercios para la agricultura. Se prevé que para el 2025 se use un 70%, debido al crecimiento poblacional, y el 90% si el consumo en países en desarrollo llega a los niveles del mundo industrializado. Los mantos acuíferos de algunas ciudades de China, América latina y el sur de Asia declinan en más de un metro por año, y el desvío de las aguas de mares y ríos tiene resultados desastrosos.

El reporte dijo que 1.100 millones de personas carecen ya de acceso a agua limpia y que en naciones en desarrollo, hasta el 95% de las aguas negras y el 70% de los desechos industriales simplemente se están arrojando, sin tratarlos, en fuentes acuíferas. (Reuters)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios