Multaron a 47 ebrios al volante durante las Fiestas

En la capital neuquina se sancionaron a 47 personas por conducir ebrias. La mayoría fueron penalizados durante Navidad. La noche de Año Nuevo 16 conductores debieron regresar en taxi. La cifra disminuyó con respecto a otros años.

NEUQUEN (AN).- Casi medio centenar de conductores fueron multados en las noches de Navidad y Año Nuevo debido a que conducían en estado de ebriedad por la ciudad de Neuquén. En la mayoría de los casos los vehículos fueron secuestrados ya que ninguno de los ocupantes se encontraba sobrio.

Entre Navidad y Año Nuevo los inspectores de Tránsito de la municipalidad de Neuquén labraron un total de 108 actas contravencionales de las cuales 47 correspondieron a casos de alcoholemia positivos. Los controles se dieron en las noches del 23, 24, 30 y 31 pasados.

Entre las noches del 23 y 24 de diciembre se infraccionó a un total de 60 conductores de los cuales casi la mitad -29 automovilistas- dieron positivos en el control de alcohol. En tanto que entre el 30 y 31 pasados se labraron 48 actas contravencionales, 18 debido a la alcoholemia.

Si bien la cantidad de casos es menor a la registrada en las fiestas del año pasado, la mayoría de los vehículos multados debió ser secuestrado ya que ninguno de los ocupantes del rodado estaba en condiciones de poder conducir. «De los 18 casos de fin de año, sólo 2 pudieron continuar andando y el resto fueron trasladados al depósito municipal donde al otro día un familiar puede ir a retirarlo», explicó el director de Tránsito, Raúl Huircaleo.

 

Sin accidentes graves

 

«Estamos conformes con los controles porque se evidencia una disminución con respecto al año pasado. Pero sobre todo porque este año no tuvimos que lamentar ningún accidente grave», destacó el funcionario .

Los controles, que continuarán durante todo el verano, afectaron a 35 inspectores municipales y se realizaron por la noche en la avenida Argentina entre San Martín y Plaza de las Banderas. Además por la tarde se montaron puestos de control en las zonas de ingreso a los balnearios, para prevenir accidentes vinculados a las desatenciones de conductores y pasajeros.

«Esperamos que esta disminución de casos se refleje en una mayor toma de conciencia en la sociedad porque acá el objetivo no es multar sino que la gente aprenda», señaló Huircaleo.

Desde el inicio de los operativos de control de alcoholemia en julio del 2005, los inspectores municipales ya realizaron 1.555 verificaciones de las cuales 353 arrojaron que quien conducía el vehículo se encontraba ebrio.

De acuerdo a los registros municipales, la mayoría de los conductores que fueron detectados ebrios son hombres de entre 20 y 40 años. En raras ocasiones se detectaron mujeres borrachas al volante aunque la peor característica que tienen los conductores infraccionados es que viajan acompañados por otras personas que también se encuentran en estado de ebriedad.

«Hay que comprender que nadie puede manejar borracho porque es un peligro para el que maneja, los acompañantes y la gente que circula en otros vehículos o está en la calle», recalcó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios