Neuquén reclama respuestas por deudas del PAMI

El organismo le debe tres millones de pesos.

NEUQUEN (AN).- La subsecretaría de Salud comenzó ayer la ofensiva para lograr que los afiliados del PAMI en esta provincia sean atendidos en las clínicas con las cuales el organismo tiene convenio, y dejen de ser derivados a los hospitales públicos. De forma paralela el titular de la cartera de Salud, Fernando Gore, comenzará a gestionar el cobro de más de 3.000.000 de pesos que el PAMI le adeuda a la subsecretaría.

Los factores que determinaron la ofensiva de Gore son dos: los 23.000 afiliados al PAMI en Neuquén están siendo mayoritariamente derivados a los hospitales públicos porque las clínicas que deberían atenderlos, argumentando diferentes motivos, no lo hacen.

Por otra parte existe una deuda del organismo con la provincia de 1.546.850 pesos que abarca el período 1996-2003. Además, Intersalud, la gerenciadora que tuvo el PAMI en Neuquén años atrás, dejó sin cancelar un saldo por prestaciones realizadas por la subsecretaría por más de 1.600.000 pesos.

Ante este panorama Gore salió ayer a instar al interventor del PAMI en el ámbito nacional, Juan González Gaviola, y al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, a tomar cartas en el asunto y buscar una solución. Incluso solicitó que algunos funcionarios nacionales viajen a esta capital para resolver el conflicto.

«Está en riesgo la salud de los afiliados que deben afrontar una situación muy delicada», indicó el subsecretario. «Y las autoridades locales del organismo sólo se comprometieron a evaluar la situación».

Durante la semana pasada, indicó Gore, se reflejó claramente en esta ciudad la falta de cobertura que tienen los afiliados del PAMI. «Una mujer que debía ser internada en terapia intensiva por una meningitis fue derivada al hospital Castro Rendón pero el sector estaba totalmente cubierto», explicó Gore.

«Gestionamos ante las autoridades locales del PAMI su internación en una de las clínicas que deberían atenderla pero no obtuvimos respuesta», precisó. «Finalmente se terminó improvisando una cama en el hospital para que fuera atendida, pero sin dudas esto supera todos los límites», agregó.

Si bien desde la subsecretaría se garantizó la atención de todas las personas en los hospitales públicos, Gore destacó que «es responsabilidad del PAMI atender a sus afiliados». Y señaló que desde la cartera que él conduce «no nos vamos a quedar de brazos cruzados porque esta situación se vive todos los días».

En el escrito que Gore le envió al interventor del PAMI y al ministro de Salud de la Nación, indicó que las autoridades locales de la obra social «asumieron una actitud pasiva».

Por otra parte enfatizó que el PAMI incumplió dos órdenes judiciales de jueces neuquinos que resolvieron que el pago de la deuda de Intersalud lo realice el organismo.

«Es muy difícil continuar satisfaciendo las demandas de los afiliados del PAMI, si a la falta de respuestas asistenciales y económicas, le sumamos la falta de respuestas políticas a una problemática cada vez más aguda», explicó Gore en el escrito. «Por eso solicitamos su presencia en esta ciudad para que disponga las medidas pertinentes para satisfacer adecuada y previsiblemente la demanda de los afiliados al PAMI», concluyó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios