El caos que generan los cruces y bajadas de la Ruta 22 en la ciudad

En pocos meses el tramo de 13 kilómetros pasará a ser municipal y tendrá características de avenida urbana. Las intersecciones y accesos a colectoras son complicadas.

En un ranking de sectores y cruces peligrosos que hay sobre la Ruta 22, existen cinco con más conflictos que generan sobre la vía principal que recorre de este a oeste toda la capital neuquina, desde el puente carretero hasta la ciudad vecina, Plottier.

En horas picos cuando el caudal de autos aumenta estas zonas se vuelven caóticas tanto para los conductores como para los peatones.

Los 13 kilómetros que hay entre Cipolletti y Plottier, en algunos meses más pasaran a convertirse en una avenida urbana.

Quedará a cargo del Municipio, que ya ideó las obras necesarias para mejorar y agilizar el tránsito.

Una de las propuestas es sumar nuevas bajadas de acceso a las colectoras.

Se hará regir los 40 kilómetros por hora como velocidad máxima, para bajar el número de accidentes de tránsito.

Y se incorporarán más cruces, ya que actualmente hay uno cada 400 metros por tratarse de una vía nacional. Serán cada 200 metros.

Sólo tres de las ocho bajadas a las colectoras están protegidas

En calle Tronador los semáforos de diez segundos no alcanzan

“Varios motivos causan peligro. Uno, no respetan las normas de tránsito; otro, la estrechez para ingresar a las colectoras”.
Jennifer, comerciante sobre calle Tronador y Félix San Martín.

“Se conjugan exceso de velocidad y estrechez de las salidas de la ruta para camiones que llegan a los súper mayoristas”.
Rodolfo, un automovilista que siempre circula por la zona de ingreso a la ciudad.

“Para mí el principal riesgo lo provocan los automovilistas, porque por su impaciencia no esperan el momento de avanzar”.
Alicia Lozano, una vecina del barrio Valentina Sur Urbano.

Riesgo extremo en el retorno a Cipolletti y la salida de Alderete

A los problemas por los semáforos se les suma la imprudencia de los conductores. Cruzan con luz roja, hacen la U en las laterales y, en vez de frenar, aceleran.

Imprudencia de conductores para ir a Valentina Sur por O’Connor

mauro pérez

Los 5 cruces más peligrosos de la Ruta 22.

Vamos a recibir la ruta para transformarla en avenida urbana. La Municipalidad va a tener un 25% más de semáforos que los que tenemos actualmente, más el arbolado y el mantenimiento”.

Marcelo Bermúdez, secretario de Coordinación y Gobierno de la Municipalidad de Neuquén

Velocidad e infraestructura

Datos

Yendo en dirección hacia el oeste de la ciudad y a la altura del hipermercado Wal Mart hay una bajada que une la multitrocha con la calle paralela, Félix San Martín. Este tipo de conexiones sirven para ir a otras direcciones que se encuentran a un costado de la ruta.
Se puede considerar que la bajada mencionada es una de las más peligrosas, debido a que no tiene semáforo y además los autos estacionados sobre Félix San Martín no permiten tener una buena visión de los que circulan por la colectora.
Con solo un cartel de “ceda el paso”, los vehículos que deciden bajar hacia esta calle, tienen que tomar recaudos antes de asomar la trompa con el pavimento en bajada.
Sobre la calzada que atraviesa la ciudad de este a oeste hay ocho bajadas que conectan la ruta con las colectoras de ambos costados. Del total solo tres están semaforizadas. La primeras dos están a la altura del shopping Jumbo y la tercera en la entrada del Casino Magic.
Otro sector y bajada peligrosa es la que se encuentra entre las calles Drury y El Cholar. Muchos de los automovilistas que circulan por esa zona van a alta velocidad, algunos siguen hacia Plottier y otros doblan en esta bajada que conecta la calle Teodoro Luis Planas. Al igual que la bajada anterior, no posee semáforo, lo que la convierte en insegura por los autos que bajan a mucha velocidad y por los que circulan por Teodoro Luis Planas.
El cruce que muestra alto grado de peligro es la calle Tronador y Ruta 22. Vecinos y automovilistas aseguran que es un cruce que, todo el tiempo, tiene mucho caudal de autos. Uno de los principales defectos es que sobre la ruta no están las dimensiones correctas marcadas, sobre la calzada, para los que quieren doblar hacia Tronador, yendo del puente hacia Plottier.
La calle Tronador es doble mano y los semáforos tienen 10 segundos de tiempo para cruzar. La mayoría de los autos cometen infracciones por pasar en rojo.
“Presencie un accidente hace poco. Estaba atendiendo y vi como chocaban a un chico que iba en moto. A ningún auto le importa nada, solo se fijan en cruzar y aceleran. También pasan muchos camiones por acá, esta calle tiene muchísimo transito”, expresó Jennifer, una comerciante que tiene el negocio sobre la esquina de Tronador y Félix San Martín.
Un conductor que circulaba al mediodía de un día hábil afirmó que es un peligro el cruce. “La calle Tronador no tiene reductores de velocidad. Y el semáforo para cruzar la ruta es corto y además hay muchos autos que quieren pasar por acá. Hay días que se hace imposible”, dijo el automovilista, Rodolfo.
En horas picos el sector de puente se vuelve imposible de transitar. Autos apurados por llegar a destino se cruzan entre si y hacen maniobras arriesgadas. La ruta además de tener mucho tránsito, se le agrega los que ingresan por la terminación de la calle Alderete. La mayoría de los que entran a las vías de la multitrocha por esta calle y buscan el retorno hacia Cipolletti, no logra hacerlo en cuestión de segundos. Los autos que circulan desde el puente hacia Plottier, vienen a altas velocidades, lo cual no permite que puedan sumarse a la fila, con facilidad.
A los problemas por los semáforos se les suma la imprudencia de los conductores. Cruzan con luz roja, hacen la U en las laterales y, en vez de frenar, aceleran.
El cruce de la calle O’Connor con la Ruta 22 es uno de los ingresos que hay para el barrio Valentina Sur. Es el más utilizados por los vecinos que viven en el barrio y además por las personas que se dirigen a zonas aledañas como Balsa Las Perlas.
Para poder ingresar a la calle O’Connor, los vehículos tienen que circular por Teodoro Luis Planas y allí hacer un giro hacia la izquierda, tal cual lo indica el semáforo que se encuentra en el lugar.
El problema de este cruce es que el semáforo tiene un tiempo muy corto y la cantidad de autos que quieren doblar hacia el ingreso del barrio, es mucha. Dura 15 segundos y al rededor de 10 autos pasan pero de ese total, 4 pasan en rojo. El acelerador en ese momento es algo imposible de dejar de apretar, debido a que todos quieren pasar.
“La imprudencia corre por parte de los que conducen. Esta fila siempre se hacer larguísima y muchos pasan en rojo sin importarles nada porque se fijan en poder cruzar. Pero el peligro es que el semáforo que larga verde es el de la ruta y si ellos no esperan a que terminen de pasar los que cruzan, pueden chocarlos. Es muy peligroso este cruce”, afirmó Alicia Lozano, una vecina que vive sobre calle San Fernando y Teodoro Planas.
También genera maniobras indebidas. Para cruzar mas rápido al barrio Valentina Sur muchos conductores giran hacia la calle San Fernando, giran en “u” y aprovechan a cruzar , porque el semáforo tiene más segundos.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora