“No es excusa”

Días atrás me enteré de que el transporte que traía a mi hija desde Bariloche a Cipolletti había tenido que alargar su trayecto hacia Añelo para sobrepasar el corte de la Ruta 22 que habían realizado los conductores de taxis como respuesta al execrable asesinato de uno de sus compañeros. Es realmente preocupante que ante cualquier frustración o preocupación que afecte a un grupo con número suficiente la única respuesta que se produzca sea afectar a todos los demás, que no tienen responsabilidad ni forma de corregir la causa del enojo. Se comete así un delito con variadas consecuencias. La muerte violenta de un trabajador honesto es dolorosa e injusta, pero no es excusa para afectar el derecho a la libre circulación de todos. También es indignante la ausencia del Estado, que a través de las autoridades debería ejercer su función, que es indelegable, para corregir las conductas antisociales que cualquier grupo realice; para ello es que cuenta con el dominio exclusivo de la fuerza. Las autoridades también deberían ejercer una labor de docencia, para que todos nos comprometamos en el respeto de las normas que nos permiten vivir civilizadamente. Miguel Fernández Canepa, DNI 7.606.728 – Cipolletti

Miguel Fernández Canepa, DNI 7.606.728 – Cipolletti


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora