“No está enojada conmigo”

Aníbal Fernández descartó diferencias con la presidenta. Enigmático con Garré

Archivo

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, negó que los desplazamientos de algunos de sus allegados que dispuso la presidenta Cristina Kirchner hayan sido producto de que la jefa de Estado esté “enojada” con él, aunque dijo desconocer si tiene “buena o mala relación” con la flamante ministra de Seguridad, Nilda Garré. Sin embargo, sostuvo que no asigna “ningún valor” al arribo de la ex responsable de Defensa a esa cartera, que derivó en el alejamiento de altos funcionarios de ese ministerio y el de la plana mayor de la Policía Federal, entre otros. En una entrevista con el diario oficialista Tiempo Argentino, Fernández insistió con la teoría del complot para desestabilizar al gobierno, al volver a acusar a Eduardo Duhalde de ser uno de los promotores de la presunta conspiración, sobre quien dijo que representa “un papel” que le “asigna” el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto. “La presidenta, cuando ve que un ministro no funciona, le pide la renuncia. La presidenta no se enoja. Yo manejo cosas sensibles, muy complicadas, todos los días, varias por día, como para que la presidenta esté enojada”, respondió el ministro coordinador al ser consultado sobre un aparente resquemor de Cristina que la llevó a promover desplazamientos. Sin embargo, el jefe de Gabinete admitió no tener una relación muy estrecha con la flamante ministra de Seguridad. “No sé si tengo buena o mala relación con Nilda”, enfatizó, aunque luego matizó: “Lo que sí sé es que cada vez que le he pedido algo como ministra de Defensa, me lo ha dado de la forma en que se lo pedí y, cuando me ha pedido algo, se lo di en la forma en que ella lo pidió. Nunca sentí que ninguno le haya metido palos en la rueda al otro para que no pueda trabajar” Después, al referirse a los alejamientos impulsados por la presidenta, resaltó: “No le asigno ningún valor”. En otro orden, el jefe de Gabinete, afirmó que “algunos medios mienten para que parezca que todo está mal” en el país y señaló que “más allá de las estupideces que diga Clarín, este fue un muy buen año”. En ese marco, el ministro coordinador aseguró que el que terminó fue “un año brillante” para la gestión del gobierno. “En 2009 impactó de lleno la crisis del Lehman Brothers. Esa crisis, en una Argentina endeble, hubiera impactado 20 veces peor, pero agarra a una Argentina bien parada, sin deuda con el FMI y prácticamente sin deuda con el resto del mundo”. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora