No funciona el cuarto piletón de la planta cloacal de Allen

Los vecinos se quejan porque no está habilitado el depósito de los desechos y el mal olor tiene a mal traer a todos.

ALLEN (AA).- El cuarto piletón que se construyó hace seis meses para descomprimir la colapsada planta de oxidación de líquidos cloacales de Allen aún no entró en funcionamiento. Permanece, desde esa época, lleno de agua estancada y putrefacta. Mientras desde ARSA aseguran que es el DPA quien tiene que instalar los aireadores para habilitar el piletón, cientos de vecinos que habitan en cercanías a la planta viven con puertas y ventanas clausuradas porque los malos olores son inaguantables. El piletón fue construido para reemplazar al primero de los tres que hoy están operando en la planta de líquidos cloacales, situada al este de la comuna y a escasos metros del sector urbano. La idea era secar la primera laguna ya que se encuentra con una alta concentración de barros y, a su vez, sustituirla por la que ya está construida. Sin embargo esa acción sigue demorada y la planta genera olores nauseabundos que afectan la calidad de vida de buena parte de los vecinos. “La nueva pileta se ha llenado de agua hace seis o siete meses para ver si tenía alguna filtración y está emanando un olor insoportable. Ya le hicimos conocer esta situación al DPA, que sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Hasta que no se haga la instalación eléctrica y el DPA no coloque los aireadores nuevos esa pileta va a seguir inactiva”, explicó el jefe de la delegación de ARSA en Allen, Laureano Tapia. El titular de ARSA en la comuna contó además que diariamente recibe en su oficina reclamos y cartas documento de los vecinos que se quejan por los malos olores que despide la planta de líquidos cloacales.. “La gente se pone de mal humor, se enoja y piensa que no hacemos nada pero yo como jefe del servicio tengo un límite. Elevo los reclamos al subgerente nuestro y él los eleva al gerente del DPA”, aseguró Tapia. Si bien la relocalización de la planta de tratamiento de líquidos cloacales hacia una zona alejada del casco urbano sería una de las soluciones al problema, la habilitación del cuarto piletón aliviaría el funcionamiento del sistema de oxidación que según confirmó Tapia “está trabajando al límite”. En los barrios linderos a la planta la preocupación crece aún más porque los vecinos afirman que con las altas temperaturas que comienzan a registrarse en esta época del año, los olores se incrementan notablemente. Muchos han optado por sellar todo tipo de aberturas en las viviendas para evitar que el desagradable olor invada los hogares. “Es como vivir adentro de un tupper”, dijo con resignación una vecina que tiene su casa a unos 500 metros de la planta.

Diego von Sprecher


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios