Obama, el besador incorrecto

El presidente estadounidense Barack Obama se vio envuelto en un incidente de protocolo cuando, al saludarla, besó a Aung San Suu Kyi, un ícono internacional de los Derechos Humanos y Premio Nobel de la Paz. El presidente estadounidense desconocía que rompía una norma básica de decoro en Birmania (Myanmar) y la mayor parte de Asia: “Las muestras públicas de afecto como besarse o abrazarse no son aceptadas”. Los birmanos, al igual que sus vecinos de Camboya o Tailandia, prefieren guardar las distancias. El saludo acostumbrado consiste en juntar las palmas de la mano en señal de respeto, aunque el apretón de manos es generalmente aceptado. La reacción de Suu Kyi ante el avance de Obama, tratando de esquivarlo discretamente, no hizo desistir al presidente. Tras besar a la opositora en ambas mejillas, pasó a abrazarla efusivamente.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios