Los bosquejos preliminares

Para Weretilneck, no todo está perdido para octubre y se aferra a que Fernández Oro pudo. JSRN deberá crecer entre 10 a 12 puntos para estar en el reparto de las bancas.  Hubo una reunión para las reformas de Salud donde el aún el senador juntó a funcionarios y prestadores con consultores. También hay preparativos para Educación y Seguridad.

El comicio de Bariloche del próximo domingo seguirá trastocando el mapa provincial, a partir del desenlace del propósito de la gobernadora Arabela Carreras por conducir ese municipio. Presenta -según los sondeos- cierta ventaja, pero nada despejado.

El tráfico electoral, expuesto en las PASO, transforma en vaga toda certeza.

Otro componente del futuro estará en la elección nacional y la resolución de las tres diputaciones en Río Negro. Después del fiasco de agosto, JSRN no abdica, cree que aún puede crecer y entreverarse entre UP y JxC. A los libertarios, todos los dan como primeros inamovibles.

El oficialismo debería sumar entre 10 a 12 puntos a su magro 10%. Para Alberto Weretilneck eso es posible. Se estudia el voto presidencial en cada localidad para trabajar ese corte. El cipoleño planea una juntada del oficialismo para mediados de septiembre donde arengará en ese sentido.

Funda su creencia en un resultado. En Fernández Oro, los “verdes” se ubicaron segundo en Diputados, con el 21%, a 14 puntos de la libertaria Lorena Villaverde. Allí, JSRN capturó adhesiones que en las presidenciales eran de LAA, UP y JxC, apoderándose del 6 a 7 puntos de cada uno. El senador entiende que hubo militancia, funcionó el corte y ensalza al intendente Mariano Lavín. Esta valoración lo pone entre los ministeriables (Desarrollo Humano?), pues además fue uno de los desairados candidatos que sorpresivamente quedaron afuera de la Legislatura.

Sostiene su sigilo, pero el gobernador electo forja su equipo. En Buenos Aires, el miércoles, no solo expuso -como se difundió- en el foro internacional de Energía, que organiza la Cámara de Comercio de Estados Unidos, sino que también participó de la reunión que preparó sobre la política sanitaria que se viene. Congregó a una veintena de actores del sistema.

Raro escenario. Un grupo de consultores externos, liderado por el sanitarista Rubén Torres -que dirige la universidad fundada por Ginés González García- juzgó el sistema rionegrino y trazó reformas. Los oyentes: Weretilneck, el legislador Facundo López, el ministro Fabian Zgaib y el interventor del Ipross, Alejandro Marenco. Ambos acompañados por segundos, incluyendo a los directores de los hospitales mayores. Prestadores privados y funcionarios nacionales fueron espectadores.

El proyecto ofrecido se planteó para un plazo de 6 a 8 años, a partir de la articulación entre las áreas gubernamentales, y la complementación privada y pública. La respuesta estuvo en que esa repetida teoría colisiona con la actual coyuntura hospitalaria.

Dos apuntes válidos. Atento, Weretilneck anotó dos o tres planes madres. El titular del PAMI-Río Negro, el roquense Diego Mel siguió el debate en silencio y alimentó la versión que lo ubica al frente del ministerio de Salud.

La concepción de la dotación de Educación está asignada a la legisladora Mónica Silva. Se mueve con un mandato inicial: no hay urgencias de grandes obras, ni de transformaciones pedagógicas, se impone inicialmente un ordenamiento, incluyendo el cumplimento de los regímenes laborales.

En la tarea asumida por Silva asoma una encerrona.

El senador no abandona su intención de que su exministra desista de ir al Senado -que es su relevo por el corrimiento de la lista de JSRN- y acepte, en cambio, volver al mando de la cartera educativa. La legisladora deberá esforzarse en la búsqueda emprendida y convencerlo que su propuesta de reemplazo se le parece.

Mientras tanto, Gastón Pérez Estevan -que seguiría en la Fiscalía- recopila programas para Seguridad y provee de reformas del exgobernador, auxiliado en la materia por el exjefe policial y seguro próximo secretario Daniel Jara. El compendio contiene la creación de la policía judicial, razonada en descomprimir a la fuerza.

Esa mudanza genera entusiasmo, pero enseguida se cae en las dudas cuando se advierte que arrastra una pérdida gubernamental: la información que hoy ostentan los uniformados.

Son los dilemas y los escarceos preliminares.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios