Un triunfo pesado, con más conflicto

Adrián Pecollo

Jefe de la Agencia Viedma. Nació en General Viamonte (Buenos Aires). Estudió Periodismo en la Universidad de La Plata. Trabajó en medios escritos y radiales de Buenos Aires y de Río Negro. Desde 1998 en Diario RIO NEGRO.

Ver más noticias de Adrián Pecollo

A Weretilneck no le alcanzó ese triunfo electoral y sumó otro enojo con Carreras. Entiende que la erosión mayor llegó por los conflictos estatales no resueltos.


Fue una victoria del 42,38% de Alberto Weretilneck, con una inicial mutación a derrota. El triunfador requirió de días para salir del shock por el caudal logrado frente a la desmedida expectativa asentada. Preveía un lunes de poder supremo y, en cambio, debió responder a las críticas, entre otras, que el Acuerdo con el kirchnerismo derivó en la espantada o la ausencia del electorado propio.

Sus conclusiones son otras. Argumenta la erosión de sus potenciales votantes en los conflictos estatales, que veía como carga a la gestión de Arabela Carreras y alejados -otro error de los sondeos- de su candidatura. No fue así. Un dato parcial, pero ilustrativo del escrutinio: entre los 363 policías del operativo electoral (voto Comando), Weretilneck solo logró un 13% y Aníbal Tortoriello llegó al 67%.

El triunfo se asentará con el tiempo. Permanecerá si un menguado bloque, limitado a la mitad de los legisladores proyectados con el plan más modesto.

Todo explica su enojo multiplicado con la mandataria, convencido de que el gobierno realmente no se ocupó en salir de los bretes con los policías y los docentes.

En su enfado, el senador contradice su relatada apertura y reconoce lo que se sabía: no quiere hablar más con la mandataria. Lo hará a través de Facundo López, quien ya le reafirmó dos mensajes: el gobernador electo no la apoyará en su candidatura a la intendencia de Bariloche y él no participará de las decisiones gubernamentales por venir.

“No habrá transición”, diría Weretilneck. “Si están en el Gobierno desde siempre, con sus ministros, a los que convocaba a Cipolletti”, respondió Carreras, relativizando la distancia anunciada. Este viernes jurarán nuevamente Fabián Zgaib y Carlos Valeri en Salud y Obras Públicas. Será un acto de exposición.

De Gobierno si habrá corrimiento. Rodrigo Buteler no vuelve y no habrá aporte para la próxima designación. No avanzó la idea del secretario Agustín Ríos. Y se evalúa proponer a un intendente o un legislador para romper con el propuesto aislamiento de la gestión. ¿Quién asumirá esa misión y, tal vez, contradecir la postura del senador?


Ella no aceptará una interna para lograr su candidatura municipal en Bariloche. “No corresponde”, deslizó. Queda por resolverlo en junio frente al riesgo de un quiebre definitivo.


De la elección, Carreras niega sorpresa porque alude a que “eran los números” que tenía. Aún no anunciará su candidatura en Bariloche. “Lo seré, con o sin el partido”, lanzó en su círculo. No se someterá a una interna. “No corresponde”, desliza y alista “varias opciones”, más allá del partido “Bariloche Unidos” que le arman. Dilema para JSRN por su peligro electoral.

Será, esencialmente, un asunto por resolver -a más tardar en junio- frente al riesgo de un quiebre definitivo en el oficialismo gobernante.

Tortoriello también se desilusionó, pues él confiaba en ganar. No ocurrió, pero la producción de Cambia Río Negro fue buena, esencialmente en las bancas conseguidas. La encrucijada del PRO rionegrina volverá con el montaje nacional, empezando si habrá postura conjunta entre el diputado y el legislador Juan Martín. El cipoleño quiere ser neutral y el roquense no lo será, pues apoyará a Patricia Bullrich o, tal vez, Horacio Rodríguez Larreta. El empresario tendrá su candidato a diputado nacional (¿Roberto Brussa?) y el roquense piensa en el suyo.

En el peronismo, la elección apuntaló a Nos Une, con Martín Doñate, a costa de la sangría de votos y bancas de JSRN. El senador, entusiasmado, sugirió invitar a Wado de Pedro a los festejos, pero Weretilneck no quiso.

El peronismo apartado del PJ -que lidera María Emilia Soria- fue a Casa Rosada y volvió a pedirle al presidente Fernández que se intervenga al Partido. Queda resolver cómo participar en la elección para la Cámara Baja, pensando en Martín Soria. Al otro día de la audiencia, la intendenta -con las otras partícipes, Silvina García Larraburu, María Martini, Silvia Horne y Daniela Salzotto- entregó la nota y, luego, habló en el Consejo partidario para solicitar que el Congreso trate la intervención. Esa cita será el 16 de mayo.

La elección dejó una lista de ganadores. No mucho más, por ahora.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios