Otra fuga masiva por conductos de calefacción

Cuatro presos de la U11 neuquina se evadieron ayer a la madrugada. Es el segundo hecho idéntico en menos de dos meses

Gabriel Hernán Alvarez
Lucas Herrera
Gustavo Fabián Cerda
Miguel López
NEUQUEN (AN)- Un grupo de peligrosos delincuentes logró evadirse ayer de la Unidad de Detención 11, supuestamente la más segura de la provincia, a través de las tuberías de calefacción. Es la segunda fuga masiva que se produce en poco tiempo a través de esa vía de escape. La Policía montó un impresionante operativo en tres provincias para recapturarlos, pero hasta anoche no había logrado dar con su paradero.

Los evadidos son cuatro, y un quinto fue recapturado cuando estaba oculto todavía dentro del predio de la cárcel ubicada en el Parque Industrial, en la periferia de esta ciudad.

Tres de los fugados tienen condenas por robos con armas y el cuarto está procesado por un homicidio calificado con alevosía. La fuga fue confirmada oficialmente ayer a última hora de la tarde, aunque se produjo a la madrugada.

De acuerdo con la dirección de Prensa de la Jefatura, los evadidos son Miguel López, condenado a cinco años de prisión por robos simples y abuso de armas; Gustavo Fabián Cerda, condenado a cinco años de prisión por robo calificado con abuso de armas; Gabriel Hernán Alvarez, también condenado por robos, y Lucas Herrera, procesado por homicidio calificado con alevosía.

Un quinto detenido, Jorge Sepúlveda, habría participado pero no logró alcanzar el exterior y lo encontraron escondido en un sector de la cárcel.

La evasión masiva se produjo pasadas las dos de la madrugada. Los cuatro internos estaban alojados en el pabellón número 8 y habrían planeado sus movimientos con antelación.

Según se indicó, realizaron un paciente trabajo artesanal en una rejilla de calefacción del comedor a la que ampliaron hasta permitir el paso de un hom-bre. Aprovecharon un resquicio mínimo y fueron desgastando la losa con herramientas caseras, tarea que les habría demandado varios días.

La abertura fue camuflada y pasó inadvertida para los guardias; tampoco se habría registrado ningún movimiento en el sistema de video que controla a los presos.

Cuando el boquete estuvo lo suficientemente ampliado, los internos se deslizaron por él y llegaron a las tuberías del entretecho. Luego de recorrerlas varios metros alcanzaron una ventana que da al patio exterior; desde allí, pisando una caja eléctrica en un poste, accedieron a la parte superior del paredón de cuatro metros de altura, saltaron a la calle y emprendieron la fuga. No trascendió si había algún vehículo de apoyo esperándolos.

La Policía neuquina alertó a sus pares de La Pampa y Río Negro, se montó un impresionante operativo de búsqueda pero hasta anoche no había arrojado resultados.

La Unidad de Detención 11 se precia de ser la más segura de la provincia. Sin embargo, ha demostrado su vulnerabilidad en más de una ocasión.

Entre los casos más recientes, el 31 de enero tres internos se escaparon también a través de las tuberías de calefacción. Se trata de Javier «Kunta» Millanao, procesado y a punto de ir a juicio por un violento asalto cometido el primer día del año, Fernando Gutiérrez y César Bustamante, imputado de homicidio.

Hace 12 días, otros cuatro internos estuvieron a punto de escapar. Tomaron como rehén a un guardiacárcel y llegaron hasta la zona de pre-egreso, donde los rodearon y se entregaron. Afuera los esperaba un automóvil en apariencia abandonado pero que tenía las llaves puestas. En el interior les habían dejado armas y proyectiles para que cubrieran su fuga a balazos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios