Otro Alessi en el podio

Martín edificó un trabajo bárbaro bajo la lluvia y ganó. López sigue arriba, a pesar de su abandono.

Cuando hay buenos pilotos todo se puede. Desde andar rápido bajo la lluvia, a hacer maniobras de sobrepasos al límite. Eso pasó ayer en Roca con la Monomarca Gol, que disputó su octava final en medio de un temporal de agua. Triunfó Martín Alessi, una de las revelaciones de la categoría, que entregó un espectáculo de gran nivel. Si bien tuvo un domingo negro, Juan M. López sigue como líder del certamen. Estuvo bravo acelerar en el agua, pero los pilotos de la ascendente categoría, que ayer presentó 30 participantes, demostraron que se puede. Las series fueron todo un desafío. La primera la ganó el reaparecido Matías Steimbach, relegando al dueño de la pole Franco Scaiola y a Pedro Troncoso, en su segunda prueba en la categoría. En la otra, sorprendió Alejandro López, mientras que su hermano Juan Manuel abandonaba por la rotura del motor. Lo escoltaron Julián y Alessi, hijo de Sandro, el tricampeón del TC Neuquino. En la primera serie llovió más que la segunda y para la final parecía que iba a estar el piso seco, pero cuando llegó la orden de salir a pista, otra vez el agua. Empezó a llover cada vez con más intensidad, por lo que al igual que en las series se resolvió largar en movimiento y en fila india. Alejandro López aceleró y se escapó, mientras que atrás Steimbach, Crespo y Alessi se desesperaban por seguirlos. El mayor de los Scaiola, con poca visibilidad, empezaba a perder terreno y otros se iban para adelante, como Lautaro De la Iglesia, otro chico con gran futuro, Alessi o Troncoso. Apuntaba a paseo de Ale López hasta que se desparramó en los mixtos y la punta le quedó servida en bandeja a Crespo. El ex campeón necesitaba ganar para mantener sus posibilidades de intentar lograr otro título. Se fue adelante, pero soldado con Alessi, quien estaba para más. La final fue transcurriendo en medio de la lluvia y con maniobras al límite, aunque sin golpes con mala intención en los diferentes pelotones que se formaron. Adelante, la definición fue un mano a a mano entre Crespo y Alessi, que parecía definirse en favor del primero. A cuatro vueltas del final, el auto de Crespo se puso de costado y Alessi lo encaró, pero no pudo. Algo pasaba, pero no se sabía exactamente si el líder tenía problemas en su auto. Antes de encarar el último giro, a Crespo se le movió el auto en el retome, porque venía con la goma trasera izquierda desinflada, y Alessi aprovechó para meterse. No había tiempo para nada más, sólo para sellar su notable victoria en un circuito cargado con mucha historia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios