Otro domingo de protestas contra la guerra

Las principales fueron en Pakistán e Indonesia. Se reiteraron en Italia, Praga y España.

La de ayer fue la protesta más numerosa que se llevó a cabo en Indonesia, el país con la mayor población musulmana del planeta.
Cientos de miles de personas se unieron ayer alrededor del mundo en una nueva ola de protesta contra la guerra en Irak, que tuvo como gran escenario a la ciudad paquistaní de Peshawar, y a Yakarta, en Indonesia, donde se llevaron a cabo las mayores manifestaciones en ambos países de población musulmana desde que se iniciaron las hostilidades hace 11 días.

Más de 200.000 personas respondieron al llamado de la coalición islamista paquistaní MMA (Muttahida Majlis-e-Amal) para manifestarse contra la guerra de Estados Unidos y sus aliados, en Peshawar, un bastión islámico en el noroeste de Pakistán, según comprobaron corresponsales.

De acuerdo con el vocero local del MMA, Jalil Jan, «varios cientos de miles de personas» se reunieron en el barrio de Hashtnagri, en los suburbios de Peshawar, bloqueando la autopista que va de Peshawar a Islamabad a lo largo de más de 2 kilómetros.

Los manifestantes exigieron «el fin de la agresión contra los inocentes iraquíes» y gritaron consignas contra el presidente norteamericano George W. Bush y el primer ministro británico Tony Blair. Según los observadores, esta manifestación fue la más importante de las «Cuatro Millones de Marchas» organizadas por el MMA, que agrupa a seis partidos islamistas, algunos de ellos integristas, y constituye la principal fuerza opositora nacional, con el 20 por ciento de los legisladores.

En Yakarta, la capital de Indonesia, al menos 100.000 personas vigiladas de cerca por la policía, desfilaron frente a la embajada de Estados Unidos llevando fotos de civiles iraquíes que habrían sido muertos en los ataques aéreos contra Bagdad y otras ciudades de Irak. Según el corresponsal de la BBC, Jonathan Head, «es la protesta contra la guerra más numerosa que se llevó a cabo en Indonesia -el país con la mayor población musulmana del planeta-. desde que se iniciaron las hostilidades.

También en Rabat, capital de Marruecos, cientos de miles de personas protestaron contra la guerra, en una manifestación fuertemente custodiada por la policía.

En Egipto, más de 10.000 estudiantes de la universidad de Alejandría realizaron una manifestación en el campus universitario para reclamar la clausura del Canal de Suez al tránsito de las naves de los países involucrados en la invasión a Irak.

En tanto, en China, el gobierno autorizó por primera vez desde el inicio de los ataques estadounidenses y británicos, la realización de tres manifestaciones contra la invasión a Irak protagonizadas por extranjeros y estudiantes. Una de ellas, integrada por unos dos centenares de extranjeros, se desarrolló frente a la residencia de los embajadores de los Estados Unidos y el Reino Unido en Pekín, donde los manifestantes enarbolaron carteles con leyendas tales como «No a la guerra del petróleo» y «Paren la guerra», mientras lanzaban gritos hostiles hacia Bush y Blair.

Otra manifestación tuvo lugar en la Universidad de Pekín, protagonizada por unos 150 estudiantes, mientras la tercera y más importante de acuerdo con los reporteros en el lugar, se desarrolló en uno de los parques más grandes de la ciudad. Otras 300.000 personas salieron a la calle en Calcuta, al este de la India, para clamar contra la intervención en Irak, mientras manifestaciones multitudinarias se realizaron también ayer en Seúl, Osaka (Japón), Izmir (Turquía) y Amman (Jordania). Asimismo, en Europa se realizaron protestas en Italia, Praga y especialmente en España, donde continúan las jornadas contra la guerra, apoyada por el gobierno del Partido Popular (PP) del presidente José María Aznar. (Télam)

Fuentes teme una invasión de EE. UU. a Colombia

BOGOTA.- El escritor mexicano Carlos Fuentes expresó su temor ante el «peligro» que existe de una eventual invasión estadounidense en Colombia, donde se libra el conflicto armado interno más antiguo del continente. «Sí existe en Colombia el peligro del desgobierno, la confusión de fuerzas en lo militar, personal y político. Hay una serie de factores que podrían provocar una intervención, lo que además va en la ruta actual de la política de Estados Unidos», afirmó Fuentes, en una entrevista aparecida ayer en el diario bogotano «El Tiempo».

El literato explicó que en su nueva novela, «La silla del Aguila», narra la situación de un México que está incomunicado en 2020, mientras Colombia ha sido invadida por tropas estadounidenses. «El peligro (de una invasión) existe, pero yo quisiera que no ocurriera», admitió Fuentes.

Consultado sobre Irak, consideró que esta guerra «va a unir más a la humanidad», pese a la perspectiva «apolítica» que se avizora. «En España, el 92 por ciento de la gente está en contra de la guerra y del gobierno de (José María) Aznar», apuntó Fuentes.

«Esto puede ser seguido de consecuencias apocalípticas, de guerras nucleares, del fin del orden internacional. Es terrible lo que hizo Bush y la voz que trate de oponerse a ello, desde la izquierda, la derecha o el centro, es el corazón de la humanidad, que está compungido por esta guerra intolerable». (DPA)

El Papa pide por la unión de cristianos y musulmanes

VATICANO.-La Basílica de la Natividad de Belén, Cisjordania, decidió ayer prohibir el ingreso al templo al presidente estadounidense George Bush y al premier británico Tony Blair por sus roles en la invasión de Irak, mientras el Papa Juan Pablo II rogó por que la guerra no divida a cristianos de musulmanes.

La agencia jordana Petra precisó que la prohibición de visitar la Basílica del nacimiento de Jesús se extiende al secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, y al canciller británico, Jack Straw. El anuncio, agregó la fuente, fue hecho durante una manifestación organizada por la Iglesia ortodoxa y significa que los cuatro hombres políticos no podrán visitar el templo.

Por su parte, el Papa Juan Pablo II advirtió que la guerra no debe provocar una división entre cristianos y musulmanes. «No permitamos que una tragedia humana se convierta en una catástrofe religiosa», dijo el pontífice.

Juan Pablo II también indicó que una religión auténtica no predica el terrorismo o la violencia, sino que promueva la paz y la unidad de la familia humana.

El pontífice hizo estas afirmaciones en El Vaticano después de recibir a un grupo de obispos procedente de Indonesia, uno de los países con mayor número de musulmanes.

En días pasados, el cardenal Jean-Louis Tauran, canciller del Vaticano, advirtió que la guerra actual podría fomentar el terrorismo y el extremismo. El Papa, por su parte, dijo que en países como Indonesia, donde la minoría católica es «víctima de discriminación, prejuicio y vandalismo», la tensión podría aumentar tras la guerra. (Télam)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios