«Palo» Pandolfo y la fuerza del espíritu

El músico toca hoy en Neuquén acompañado por La Fuerza Suave.

NEUQUEN (AN).- Son muchos los músicos en la región y en el país que caminan las calles en la búsqueda de espacios que les permitan compartir con otros su producción. No siempre el «éxito», vinculado con la venta masiva de discos o al efímero reconocimiento de los medios de comunicación, está de su lado.

Roberto Andrés Pandolfo, «Palo» Pandolfo, entiende esta situación y aspira a no despegarse de la búsqueda cotidiana de las pequeñas cosas.

Tal vez por eso aceptó la invitación que la banda neuquina Los Nuestros le hizo para participar en el Festival Patagonia Hipo Rock 2003 que se realiza en esta capital, como iniciativa independiente de un grupo de jóvenes.

En diálogo con este diario, aseguró que «queremos tocar en Neuquén para repetir y ampliar lo que nos pasó en agosto de 2002, cuando tocamos por primera vez allá en toda mi carrera y la onda del público nos pareció recaliente, y el vínculo con Los Nuestros está dando este fruto».

Para Palo y los músicos que lo acompañan, integrantes de La Fuerza Suave, «es muy importante salir del gueto bonaerense de Capital y Gran Buenos Aires, y mostrar lo nuestro en el interior del país. Son grandes distancias y al mismo tiempo estamos cerca en espíritu y en las necesidades de cultura, tierra para laburar, liberación política. El objetivo principal es volver y volver y volver, sentirnos hermanos».

Después de haber integrado el grupo Don Cornelio y la Zona en los 80 y más tarde Los Visitantes, el músico inició un trabajo como solista, pero también vinculado a la producción colectiva. Explica que «hoy, con La Fuerza Suave, estamos encarando un nuevo proyecto discográfico, tenemos veinte temas que empezaron a demearse con miras a editar un disco este año». Anticipó que «algunos de esos temas estarán en el repertorio» que presentará en la sala Conrado Villegas hoy a partir de la medianoche.

«Hay una clara tendencia a las raíces de la música popular argentina y latinoamericana en lo nuevo de La Fuerza Suave» enfatiza.

En referencia a ese trabajo de retomar las raíces, expresa que «lo musical es también una forma de luchar por nuestra cultura ante tanta penetración yanqui y europea». Y continúa: «también vamos a tocar temas de «A través de los sueños», el disco que firmé como solista, que salió en noviembre de 2001… y para completar, algunas piezas de toda mi carrera».

Algunas de las canciones de Don Cornelio y Los Visitantes sonarán también esta noche. «Depende de cómo venga la onda, hago algunos temas yo solo en algun momento del show», comenta.

Consultado por la manera en la que se desarrolla el proceso de composición de sus letras, Palo reconoce que «es innegable que toda esta crisis te da letra». Afirma que «en general me resisto al panfleto, creo que la revolución en el arte es la belleza, pero fluyen algunas consideraciones combativas y alguna que otra arenga social».

«Creo que siempre se habla de uno mismo -continúa-, aunque ya desde A través de los sueños me propuse escribir desde el lado conciente, tratando de poner algo de mi ideología en una canción», concepto que él mismo define como ese «conjunto de pensamientos que delimitan o tiñen tu andar y hacer».

Palo, quien hoy tiene 38 años, no pretende en la lírica de sus canciones «ser tan catártico o confesivo, porque ya lo hice bastante, aunque no me siento de vuelta de nada», explica. Dice que en su nuevo material «está pasando algo con el placer de vivir a pesar de todo y gracias a todo. El punto en cualquier creación, me parece, es jugar con los contrastes luz-oscuridad, dolor-placer, guerra-paz: ahí esta la vibración, en el contraste».

Un argentino tipo con buenas y malas épocas

-Han sido varios los críticos que te calificaron como a un «artista de culto» ¿Cómo te sentís en esta definición?

-Me parece medio una gilada: creo ser un argentino tipo con buenas y malas épocas, no me gusta lo elitista, me siento un cantor popular y no hay nada mejor para mi que un buen asadito -lo hago yo, claro- y un fulbito pa´ la digestión.

-¿Cuál creés que es el rol del artista en esta época?

-El rol del ciudadano y de las personas es la liberación espiritual, estamos acá para liberar, ayudarnos, amarnos y hacer una naturaleza del bien. El artista tiene una sensibilidad como cualquier otro, sólo que no teme mostrarla. Creo que todos deberíamos pensar en una militancia política: si los políticos te cagan tomá la política en tus manos, como dice Hebe de Bonafini. Uno de los deberes de los jóvenes es inventar un nuevo partido político.

– ¿Qué cosas te importan hoy en lo personal?

– Estoy casado y tenemos una nena de tres años que se llama Anahi, quien me vuelve loco de amor. Además, estoy contento con mi nueva banda, La Fuerza Suave, que esta integrada por Mariano Barnes en bajo, Marianito Mieres en guitarra eléctrica, Javier Foppiano en batería y yo en voz , guitarra eléctrica y acústica. Ponemos toda la polenta en el disco que se viene, todavía no firmamos contrato así que estamos poniendo todo en esta demo para poder llegar a un buen puerto en el nivel empresa discográfica, que nos permita seguir con mas difusión y presencia en el espíritu colectivo.

Paula Gingins


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios