“Parado en el medio”

Parado en el medio de un cristal dormido, golpeando entre nieblas, sobre la cornisa,

bordeando el abismo.

Un autodidacta cubriendo ese sueño, el niño de ayer, cubriendo el diamante de este viento enfermo.

Un ángel caído, durmiendo en la nada de tanto desierto. Un ser que reclama la sagrada llama que selló en su alma

un sueño distante.

Y este río eterno, que baña las rocas de un mundo tan viejo salta saltando hacia el cielo, refresca la sed del alma que espera, que el cristal despierte y encienda en la aurora.

Parado en el medio, de tanto desierto, busco mi destino, el umbral perdido que ocultó en la sombra este nuevo signo.

Y este peregrino, que repudia el hecho de matar el sueño del ángel perdido busca su morada, sintiéndose herido, en el mismo cielo que alumbró de niño, sus mejores sueños, que el cristal dormido cobija en la nada.

Roberto Savasta

DNI 14.251.572

Roberto Savasta

DNI 14.251.572


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora