Personajes cambiantes que pierden y ganan



Dexter y Walter White son muy diferentes, casi opuestos, pero comparten algo: ambos personajes fueron interpretados por actores que hicieron que los espectadores los adoraran. Los dos, Michael C. Hall y Bryan Cranston recibieron elogios y premios tanto de fans, como de críticos y de la industria televisiva que los reconoció con el Emmy. Nadie puede dudar que si “Dexter” y “Breaking Bad” se convirtieron en series de “culto”, a su vez exitosas en todo el mundo, fue por sus excelentes interpretaciones. Ambos actores definieron el camino de sus personajes cerca del fin. Para Craston el exprofesor de química convertido en fabricante de metanfetamina Walter White “ha ganado mucho, pero ha perdido aún más. Eso es lo que pasa cuando uno vende su alma al diablo. Sí, tiene toneladas de dinero, pero la serie pone de manifiesto que siempre hay costos. Todo tiene su precio, incluido el dinero. Este hombre casi pierde a su familia y vive con un miedo permanente”. Según Hall el último Dexter “dista tanto de lo que viví con él al principio. Es el mismo personaje, pero en muchos aspectos, es una persona diferente. Cuando lo conocimos había compaginado perfectamente el asesinato eficaz y su convicción de que es incapaz de sentir una auténtica emoción humana. Pero toda esa idea se derrumba, lenta pero inevitablemente”.


Comentarios


Personajes cambiantes que pierden y ganan