Pichetto: “Me encantaría ser Juan Carr, que es muy bueno”

Se lo vio distendido, saludando a amigos que tiene en la ciudad minera rionegrina.

ELECCIONES EN RÍO NEGRO

A las 11 votó el senador Miguel Pichetto, lo hizo acompañado por el diputado bonaerense Chino Navarro, y el titular de la CNC Ceferino Namuncurá, ambos rionegrinos que comparten el frente para la Victoria.

Distendido el senador saludó a sus amigos que tiene en Sierra Grande y que lo aguardaban en las puertas del CEM 39.

Antes de votar atendió a la prensa y señaló que está tranquilo y que esperará los resultados en la ciudad de Viedma, sin descartar que en caso de ser electo arriben funcionarios nacionales a acompañarlo.

Con el periodismo regional y nacional que llegó a esta ciudad minera Pichetto habló distendido, de sus primeros tiempos cuando llegó como abogado joven con “la idea de progreso que en esos tiempos se vivían en la zona y toda la Patagonia”.

“Nunca cambié el domicilio, siempre en Sierra Grande. Porque es este lugar el que me permitió ser lo que hoy soy”, sostuvo.

También afirmó que está “confiado y con expectativa” de poder ganar las elecciones en esa provincia e ironizó que le “encantaría” ser como el director de Red Solidaria, Juan Carr, “que es bueno, es realmente buenísimo”, pero remarcó que él es político.

“A mi me encantaría ser Juan Carr, que es muy bueno, en realmente buenísimo. Siempre está buscando a un perrito, a una viejita que se perdió pero soy político, tengo que resolver sobre tensiones y conflictos”, sentenció uno de los principales armadores políticos del kirchnerismo.

Tras votar en un colegio de la ciudad rionegrina de Sierra Grande, Pichetto consideró que los comicios se van a definir “por la conjunción de cuatro o cinco ciudades grandes”, pero destacó que en una elección reñida “los votos se cuentan de a uno”.

El senador también aprovechó para reiterar su apoyo a la candidatura presidencial del mandatario bonaerense, Daniel Scioli, a quien reconoció como su amigo y agradeció el apoyo de la presidenta Cristina Fernández quien afirmó que “en Río Negro mide mucho”.

En el marco de las elecciones que definirán si Alberto Weretilneck logra su reelección o si el cargo quedará en manos del kirchnerismo, el radicalismo o la Coalición Cívica, Pichetto manifestó que está “confiado y con expectativa” de poder ganar la elección, pero insistió que el que “va a definir es el ciudadano”.

Consultado sobre si espera que arriben funcionarios nacionales a la provincia para darle su apoyo, respondió: “Ya se sabe que si uno gana vienen los compañeros y los amigos, y si uno pierde tiene que estar solo, y eso sirve para reflexionar”.

Sobre la realidad de Río Negro, Pichetto puntualizó que “en los últimos diez años ha ingresado mucha gente del conurbano bonaerense con la esperanza de buscar un mejor futuro, pero hay una estructura social compleja” que transparenta que “en las periferias hay muchos sectores muy pobres y sin trabajo”.

En diálogo con radio Mitre, sostuvo que esa provincia patagónica “hay que generar alternativas laborales” porque “el modelo frutícola-agrícola indudablemente flaquea”.

Sobre los cortes de ruta que los productores frutícolas llevaban a cabo desde la semana pasada en esa provincia en reclamo de fondos para el sector, Pichetto sostuvo que “uno comprende la magnitud de la crisis, pero hay variables internacionales que también están operando” en contra.

El senador también reconoció que “la figura del productor es muy querida” en la provincia, pero reprochó que “en algunos lugares han habido medidas extremas y no se ha permitido el paso a mujeres con niños”.

En el plano nacional, consideró un “planteo idílico, de los años de la inocencia” que se baje el nivel de polarización en el país porque “siempre hay tensiones en la política”.

“En la política está lleno de estos personaje que son vendedores de humo”, afirmó sobre los dirigentes que piden menor nivel de confrontación y añadió que por medio del conflicto “se pudo construir un gobierno que ha hecho cosas importantes”.

Pichetto también aseguró que “no” se “abrazaría con Mauricio Macri, tampoco bailaría con él” y recordó que el líder del PRO “estudio en el Cardenal Newman” y él “en la escuela pública”, por lo que tienen “visiones de la vida totalmente distintas”.

Agencias Sierra Grande y DyN


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios