Piden indagar a represor por abusar de niña apropiada

Alfredo Ruffo ya fue condenado a prisión por crímenes en un centro clandestino.

BUENOS AIRES.- Un fiscal pidió ayer la indagatoria de un represor de la última dictadura cívico-militar ya condenado por crímenes de lesa humanidad porque ahora se lo acusa de haber abusado sexualmente de una hija de desaparecidos que había apropiado. En el marco del denominado ‘plan sistemático de robo de bebés’, el fiscal federal Federico Delgado reclamó al juez Daniel Rafecas la indagatoria de Alfredo Eduardo Ruffo, ex miembro de la Triple A y agente civil de inteligencia durante la dictadura, condenado a 25 años de cárcel por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención y torturas ‘Automotores Orletti’. Justamente en ese lugar, Ruffo se apropió de Carla Artés Company, a quien anotó como hija propia, y quien lo denunció en el marco del juicio por aquellos delitos de lesa humanidad como autor de abusos sexuales cuando vivía bajo su apropiación y tenía “entre tres y cuatro años”. El fiscal Delgado argumentó que “las agresiones sexuales constituyen una suerte de ‘patrón’ que se revela como un modo de esa sustancia general que era la aplicación del terror… la multiplicidad de abusos sexuales en tan singulares condiciones de cautiverio justifican la necesidad de abrir un canal o dimensión de trabajo más, ya que esos hechos tienen un reflejo normativo específico”. Delgado recordó que fueron “los propios sobrevivientes quienes relataron que durante el encierro clandestino fueron sometidos a diversos tipos de ataques sexuales”. Carla Artés Company es hija de Enrique Joaquín Luca López, uruguayo y militante de Tupamaros asesinado el 19 de septiembre de 1976, y de Graciela Antonia Rutila Artés, detenida junto con su hija el 2 de abril de 1976 en Oruro, Bolivia, y entregada a la dictadura argentina en el contexto de lo que se conoció como “Plan Cóndor”, la coordinación de los regímenes de facto de la región para perseguir a disidentes y guerrilleros. Según pudieron reconstruir organismos de derechos humanos, Carla Artés Company nació el 28 de junio de 1975 en Miraflores, Perú, donde sus padres estaban circunstancialmente; fue arrancada de los brazos de su madre cuando ésta fue llevada a “Automotores Orletti” y anotada como hija de Amanda Cordero y Ruffo. “El terror radicó en la negación del otro no sólo en términos físicos sino también mediante la colonización de su subjetividad a través de la despersonalización, es decir objetualizando a los sujetos, reduciéndolos a una cosa”, sostuvo el fiscal Delgado al pedir la indagatoria de Ruffo por delitos de naturaleza sexual. Añadió que “no vale la pena repetir las dramáticas palabras de Carla Company sobre aquellos hechos por el dolor que las envuelven”. La propia Artés Company describió esas prácticas sexuales de las que fue víctima durante el juicio en el que su apropiador fue condenado. (DyN y Télam)

El ex miembro de la Triple A y agente de inteligencia cumple ya 25 años de cárcel.

Archivo


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora