Piden tres años para perito forense

Es el médico que llevó a cabo la primera autopsia de los jóvenes Sergio Sorbellini y Raquel Lagunas. Su actuación en el denominado doble crimen de Río Colorado desencadenó una investigación. La fiscal Irma Gadano pidió que sea condenado a tres años de prisión y seis de inhabilitación. La sentencia será leída el 19.

ROCA (AR).- El médico forense Andrés Ferreras podría ser condenado a tres años de prisión y seis de inhabilitación absoluta si la Justicia lo considera responsable del delito de falso testimonio agravado.

La pena recaería sobre el profesional que realizó la primera autopsia a Sergio Sorbellini y Raquel Lagunas tras el doble crimen de Río Colorado y alcanzaría esa magnitud si los jueces convalidan el alegato que la fiscal Irma Gadano realizó ayer durante el juicio.

La falsedad imputada a Ferreras está radicada en lo escrito en su informe médico del 20 de marzo de 1989, cuando dijo que sobre los cuerpos de Sorbellini y Lagunas realizó una incisión submentopubiana y determinó la causa de sus muertes.

Cabe recordar que la comisión legislativa especial creada por la ley 3.088 determinó irregularidades en la actuación del médico cuando comenzó su investigación y envió a Río Colorado a la fiscal de Viedma, Adriana Zariategui, quien promovió una acción penal por el delito de falso testimonio, aunque luego se declaró incompetente por la jurisdicción en la que ocurrieron los hechos.

Fue así que la causa llegó a los tribunales roquenses. La fiscal Ana Benito promovió una nueva requisitoria aumentando los hechos investigados. Luego de esto se lo indagó y procesó, hasta que el expediente fue elevado a juicio. En esta decisión pesó la autorización de una nueva autopsia, que determinó la inexistencia de la práctica médica asentada en el primer informe de Ferreras.

En el debate de ayer no hubo testigos y Ferreras se negó a declarar, remitiéndose a todo lo expuesto durante la instrucción. Allí había advertido la posibilidad de un error por parte de los policías encargados de transcribir la pericia.

El tribunal está integrado por María Evelina García y Oscar Gorbarán, que se suman a Fernando Sánchez Freytes, los dos primeros subrogantes.

Algo similar ocurre con el fiscal de cámara Eduardo Scilipoti, que también fue parte en el anterior proceso y ahora fue reemplazado por Gadano.

Al cierre de la audiencia de ayer, el abogado defensor Eves Tejeda alegó que la conducta de Ferreras no provocó perjuicio porque la segunda autopsia confirmó las causales de muerte advertidas por el profesional en marzo del 89 y subsidiariamente pidió que el hecho sea considerado falso testimonio simple, ya que no hubo dolo.

Esto se traduciría en la libertad para el médico, ya que ese delito preve una condena de cuatro años de prisión y como sucedió en 1989 habría prescripto.

La sentencia se leerá el 19 próximo en la Cámara Tercera de Roca.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios